El Señor del tiempo

Dr. Luis Gomez

Marcos 2:13-28

Me he dado cuenta que por lo general, nosotros los humanos abusamos en el uso del tiempo.   Por ejemplo, decimos “mañana hare esto, aquello y lo otro” sin tomar en cuenta a Dios que es quien da el permiso de vivir.    Precisamente en este momento recién termine de hablar con un señor que ha estado alejado de las cosas de Dios durante 12 años, y siendo conocedor del evangelio, reconoce que necesita volver a los caminos de Dios, pero cuando le hago la invitación a reconciliarse, él dice, se que debo hacerlo, pero espéreme que les visite el domingo.  Mis planes son ir a tal parte la próxima semana, me quedare tres días en tu casa, bueno si puedo te visito y si no, no.

El único que es dueño y señor del tiempo es nuestro Señor Jesucristo siendo que él es el Dios Creador y Sustentador de todo. Él hizo el sol, la luna, el día y la noche y a cada tiempo le dio su duración, hasta declarar que la semana tiene siete días, cada uno de 24 horas, cada año de 12 meses, y eso es el tiempo. El movimiento de la tierra alrededor del sol es lo que determina el tiempo, y es Dios el encargado de darle el mantenimiento perfecto al Sol y la luna, a la tierra y todo el sistema planetario para que cada movimiento provean los recursos necesarios para que el ser humano pueda disponer del tiempo.

Es por ello que ningún ser humano puede vivir un minuto sin que Dios lo autorice.   El hacer planes sobre el uso del tiempo que va de la mano de la vida es solo un abuso del derecho soberano que solo Jesucristo tiene.   En este pasaje, hay una demostración del poder que tiene Jesús como Señor y Dueño del tiempo.   A Levi le dice sin mucha introducción, “sígueme”, a quienes le señalaron que sus discípulos no ayunaban como lo hacían los discípulos de Juan y los de los fariseos, Jesús les dijo que mientras él este con sus discípulos no necesitan ayunar, pues cuando se hace se ora al Padre a través de Jesús.    Por último, los fariseos criticaron porque los discípulos de Jesús cortaban espigas de trigo en el día de reposo, y él les demostró que es el Señor del tiempo.

Jesús es eterno, Creador y Señor del tiempo.   Él puede hacer lo que sea con el tiempo y todo lo que haga no estará en contra de su perfecta voluntad.    ¿Acaso es pecado lo que hicieron los discípulos en el día de reposo?  ¿Es malo comer en el día de reposo?  Había una ley que decía que los agricultores debían dejar la orilla de la plantación de trigo sin cortar para que quienes caminaban pudieran cortar y comer sin que fuera considerado como robo.  Entonces, los fariseos estaban cuestionando el hecho que lo hacían en el día de reposo. Jesús, como lo dice en otras ocasiones, que él es el dueño del día, del tiempo, y él soberanamente decide qué hacer con este.

Bueno, concluyo afirmando que cada uno de nosotros somos simples administradores del tiempo, de la vida, de lo que tenemos y somos.   Pero en cuanto al tiempo, planes y las cosas que pretendemos hacer, antes debemos hacerlo en el nombre de Dios, con el permiso de Dios.   Porque sin él nada podemos hacer, y si lo hacemos sin ese permiso, es abuso.  Consejo, antes de hacer cualquier cosa, pida la aprobación de Dios, y todo le saldrá mejor y habrá menos riesgos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s