El mejor reconocimiento en tu vida

Mateo 2:1-12

Dr. Luis Gómez Chávez
Lectura diaria del Nuevo Testamento.

En la lectura a la ligera de este pasaje puede apreciarse algunas reacciones de reconocimiento de quien es el que ha nacido. Por un lado vemos a los magos del oriente que lo reconocen como rey de los judíos y Dios mismo hecho carne al postrarse para adorar al niño recién nacido. Por el otro lado vemos a Herodes quien aún cuando busca deshacerse del niño recién nacido, está reconociendo públicamente que en Jesús siente un fuerte rival de su trono. Lo llama rey de los judíos, el Cristo, y el profeta guiador.

Ahora bien, teológicamente en esta lectura encontramos la lucha espiritual anunciada desde Génesis 3:15, entre Satanás y Jesús, ambos buscando ser reyes. Herodes es instrumento de Satanás quien busca impedir el nacimiento del que será el rey, esto es un reconocimiento de quien es Jesús. Satanás lo ha sabido siempre, y por esa razón busca impedirlo. Hay un accionar soberano de Dios increíble, al usar como instrumentos a los magos, cuando en el AT se relaciona con un movimiento que Dios no aprueba. También utilizó una estrella, que desde entonces es identificada como la estrella de David, y símbolo patrio de la nación de Israel.

Lo más bello de este pasaje es el reconocimiento público de que el niño que nació de María es Jesús de Nazaret, profetizado desde Génesis 3:15 como el Goel, el Redentor de la humanidad, los magos lo reconocen como Dios mismo hecho carne según Fil. 2. Es el Cristo, Ungido para ser Rey, una transliteración del Mesías prometido al pueblo de Israel, pero por su rechazo al llevarlo a la cruz, él murió no solo por los judíos sino por toda la humanidad (Jn. 3:16). Juan 1:11-12 dice que todos tenemos la gran oportunidad de llegar a ser hijos de Dios, libres de condenación, si tan solo lo reconocemos como nuestro Salvador personal.

Así lo dice la Biblia, “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en él crea no se pierda mas tenga vida eternal”. La Biblia es verdad, por tanto, usted solo necesita decirle a Dios, “Señor reconozco que soy pecador, y que ese pecado me condena, más en este día, creo en ti como mi Salvador personal, seguro que me limpias de mis pecados, y me das vida eterna. Te recibo por fe en mi corazón, en el nombre de Jesús, amen”. No es una oración mágica, es una oración de fe, y si la haces con fe, la Biblia dice que en el momento de hacerla, Dios te hace su hijo para siempre (Juan 1:12).  Es el mejor reconocimiento que puedes hacer en tu vida, un reconocimiento para vida eterna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s