¿Estás preparado para morir?

Dr. Luis Gómez

Muchos han tratado de definir la vida sin poder llegar a un concepto satisfactorio. Tanto filósofos como científicos, teólogos y estudiosos han expresado el significado de la vida según su propia perspectiva. Para el Platonismo, el sentido de la vida se halla en la consecución de una forma superior de conocimiento, la cuál es la idea (forma) del bien, de la cuál todo lo bueno y lo justo obtiene utilidad y valor. La vida o la existencia humana. La vida no tiene significado, pero como humanos tratamos de asociar un significado o propósito para poder justificar nuestra existencia.

El sabio Salomón dice que es ilusoria, pasajera, vana, pasa muy rápido, pensando en la vida como la duración de la existencia de una persona sobre la tierra desde su nacimiento hasta su fallecimiento. Aun cuando nosotros los hijos de Dios sabemos lo que la Biblia dice que quien cree en Jesús, la vida no se limita a la existencia terrena, sino que esta supera el tiempo presente, porque trasciende hasta la eternidad con el mismo Salvador. Con todo, aun cuando Dios afirma que la terminación de la existencia terrenal de uno de sus hijos, esta es agradable delante de Él. Entender esto, es el mayor enigma, el reto mas difícil y el gran desafío de la mayoría por naturaleza.

Hoy estamos mañana puede que no, hoy viajamos mañana puede que no, hoy comemos mañana puede que no, hoy hablamos mañana puede que no, hoy reímos mañana puede que no, hoy planeamos mañana puede que ya no se pueda, hoy respiramos mañana puede que no. La vida humana es la duración de nuestra existencia sobre la tierra desde que nacemos hasta que fallecemos. La vida termina cuando por decisión soberana de Dios, él recoge o quita el alma o espíritu que da vida al ser humano. Este momento, en el cual es separado el alma o espíritu de vida del cuerpo humano es lo que llamamos “muerte física” el cual es muy temido por muchos, hasta odiado por otros, y rechazado por otros. Debemos reconocer que existen unos pocos que no temen morir, pero por lo general, la mayoría siente fobia a la muerte.

Pablo escribió, “porque para mí el morir es ganancia”. San Pablo es único, sin embargo esa tendría que ser la perspectiva y la convicción de todo hijo de Dios. No olvidemos que para Dios la muerte de sus hijos es olor grato. Y si todos acepamos que pasamos de muerte a vida eterna cuando dejamos de existir en esta tierra, la actitud y perspectiva del cristiano hacia la muerte deberá ser parecida a la de Pablo. No obstante, en la Biblia vemos a Jesús llorar por la muerte de Lázaro, a María la madre de Jesús llorar por la muerte de Jesús, y la costumbre judía era contratar a personas que lloraran cuando un pariente moría. Quiere decir entonces, que llorar, lamentar, dolerse cuando un ser querido deja de existir, es normal, aceptable y comprensible. Lo importante de todo es estar preparados para morir para vivir con Cristo eternamente. Esta vida eterna con Jesús comienza en el momento que creemos en Jesús, y lo mejor que se debe hacer es vivir en la tierra solo para servir a Dios, porque esta es la máxima razón de nuestra existencia.

¿Estás tú preparado para morir? ¿Estás valorando la vida como la valora Dios?

Si aun no te has preparado, entrega tu corazón a Jesús y tendrás vida eterna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s