Relación entre educación, sabiduría y justicia

Dr. Luis Alberto Gómez
No sé si se le hace demasiado complicado tratar de poner en un orden de importancia las tres palabras. Creo que para poder hacer un buen trabajo, primero se debe analizar el significado, el valor y los resultados de cada una. Alguien podría responder sin mayor complicación al decir que las tres son importantes y necesarias para la vida. Otro podría decir que necesita mayor información para poder colocarlas en un orden lógico o razonable.

En segundo lugar, hágase otras preguntas, ¿Cuál depende en cierta forma de otra de estas? ¿Cuál de estas tienen un comienzo primero? ¿Hay alguna de estas con la cual ya nacemos? ¿Alguna de estas tienen un comienzo después de alguna decisión fundamental? Por ejemplo, ¿nacemos ya siendo educados e instruidos? La respuesta es que no, para tener educación, instrucción y formación, se requiere no solo tiempo y esfuerzo sino someternos a un proceso que avanza paso a paso de manera ascendente según los años y niveles de estudio. Hay una sabiduría natural con la cual nacemos la cual Dios da a todos, pero hay una sabiduría especial que Dios da a los que creen en Jesús (Prov. 1:7), ésta es la que capacita para respetar, amar, obedecer, y hacer las cosas correctas con justicia y equidad.

No estoy pensando solo en la educación intelectual, sino emocional, social, espiritual y moral. Pues hay personas que han estudiado hasta obtener los más altos grados académicos pero su forma de vivir, pensar, actuar es peor que aquellos que no han tenido la posibilidad de educarse. No confundamos la inteligencia y sabiduría y la habilidad natural que Dios da al ser humano, pues con esta tengan gran formación intelectual o no, todos van a la muerte eterna, porque no les es suficiente para dejar de hacer lo malo. Se necesita de algo más, de la sabiduría que resulta de temer a Dios, pues de esta depende la vida eterna, pues esta es temer a Dios. Conducirnos basados en lo que significa temer, obedecer, y honrar a Dios, es un asunto de mucho valor.

Finalmente, basados en el Salmo 15, quien es justo, es el que ha sido justificado por Jesús. Pero una cosa es ser justificado y otra cosa es practicar la justicia como un estilo de vida. Para practicar la justicia se requiere carácter y determinación. Hay tres tiempos de la justicia, la que se practica por acción natural que es imperfecta, la que nos transforma al hacernos hijos de Dios, y la justicia que se nos exige practicar como resultados de nuestra nueva identidad que va de la mano con la santidad diaria.

Ahora, ya con todo lo anterior, por favor, ¿Cuál de las tres es más importante y necesaria para tener una vida sana en medio de una sociedad caótica, violenta, insensible, inmoral, materialista y liberal? Piense un poco, si todos nos preparamos y nos educamos ayudará a que haya menos pobres, violencia, abusos, etc. Esta parte, lo puede obtener todos sin que reciban a Cristo como su Salvador, aunque al hacerlo, la educación será integral. La educación conlleva a una sociedad con un estilo de vida equitativa y justa la cual es completa solo si se tiene a Cristo en su corazón. Una persona sabia es la que sabe usar su educación y la justicia para honrar a Dios y beneficiar a los demás. Lo importante es ver la relación y como se complementan. La vida es mejor si somos educados, sabios y justos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s