¿Sabe el mundo que estamos aquí?

Dr. Luis Alberto Gómez Chávez

Hay tantas cosas del mundo que atraen, que tratar de inventar otra cosa para que lo vean, lo crean y lo sientan es algo extremadamente difícil.  En el campo de la filmación, cada día están inventando nuevas y modernas películas.  En el campo del automovilismo están creando nuevos y sofisticados modelos de carros y por adelantado.  En la pintura, escritura, música, medicina, modas y la tecnología se está innovando tanto que no se puede ir al día.  Es más, en el campo del pecado, vicio, maldad, robos, secuestros, drogas, narcos, cada día se inventan nuevas formas de practicarlo. ¿Qué estamos haciendo nosotros como iglesia para que el mundo sea impactado? ¿Cómo sobresalir y brillar en esta sociedad para que el mundo sepa y sienta que nosotros, la iglesia de Cristo, estamos aquí en medio de ellos?

¿Recuerda la oración de Jesús de Juan 17 donde él dice: “No ruego que los quites del mundo sino que los guardes del mal”  (v.15)?    Jesús es anticipando que el papel de la iglesia es dar a conocer a Dios, y para ello, ha de hacerse sentir mientras esta en medio de las personas sin Cristo.   Otro texto con la misma idea es, “vosotros sois la sal de la tierra y la luz en medio de la oscuridad”. En fin, nos corresponde hacer saber al mundo que estamos aquí, que tenemos un mensaje transformador, que en Cristo podemos ser mejores, y que él ofrece felicidad eterna.   Esto demanda vivencia de los que creemos, practica de lo que hablamos, cambios y hechos más que lo que aparentamos.

El buen testimonio debe ser primero dentro de la iglesia, del hogar y luego para con los de afuera que son cristianos o familiares de segundo grado o más. Todo hijo de Dios ha de recordar  que ya es diferente y su comportamiento debe inspirar respeto, confianza y admiración.  El buen testimonio es mejor que todo lo novedoso y los hechos suenan más que las palabras.  ¿Por qué daban buen testimonio de Timoteo?  1) Era un hombre consagrado a Dios, 2) Sus padres enseñaron convicciones profundas por medio de la instrucción consistente y sistemática de la Biblia, 3) Su vida estaba tan solvente que no podía ser cuestionada.

Juan Wesley impactó a Inglaterra, Martín Lutero y Juan Calvino influenciaron  Ginebra y Alemania.  Moody, Billy Graham y Luis Palau impactaron no solo Estados Unidos sino a todo el Continente por el  buen testimonio que tenían por estar consagradas a Dios.   Nosotros podemos hacer que el mundo vea, crea y sienta nuestra presencia, si tan solo dejamos de ser cristianos comunes para convertirnos en discípulos de Jesús. El buen testimonio suena más que mil gritos a la vez.

Si el hombre está haciendo tan bien muchas cosas a nivel secular a tal  punto que la gente (mundo) lo ve, lo cree, lo siente y lo usa, ¿cuánto más la Iglesia tendrá que esforzarse por vivir entregada a Dios para que el mundo sea impactado y que la gente  vea, crea, sienta y desee buscar lo que nosotros tenemos y ofrecemos, el mensaje del amor de Jesucristo?  El mundo no será impactado a menos que nosotros seamos diferentes a ellos por medio del buen testimonio y seamos obedientes a Dios en todo. No se detenga, hágale saber a su vecino, a su compañero, a su amigo que usted está aquí y que desea darles el mensaje más importante de la vida, que solo en Jesús hay salvación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s