¿Por qué enseñar valores a la familia?

Dr. Luis Alberto Gómez Chávez

Mi consiervo y amigo Oscar Castro recién escribió algunas consideraciones sobre la realidad de la iglesia no solo en El Salvador sino en todo el mundo.  Cito la primera consideración, La Iglesia Evangélica está enfrentando su más grande crisis de identidad, de valores, de moralidad, de testimonio, de liderazgo, de convicciones, de fe, etc. ante la sociedad y ante los ángeles”.   Lo menciono porque entre otras cosas que está enfrentando no solo la Iglesia de Cristo es la crisis en los valores sino las familias que componen la sociedad.   Esto justifica con claridad la pregunta que nos detiene en esta breve reflexión.   Es importantísimo enseñar valores en y a la familia.  Los valores al fin y al cabo es lo que da identidad a las personas, a las familias, a las iglesias  y a la sociedad.

¿Qué clase de valores estamos enseñando, modelando e impulsando como familia?   La pregunta aunque  sencilla  requiere honestidad al momento de responder.  Es que la proliferación de nuevas ideologías liberales en la sociedad actual ha hecho que familias completas, padre, madre, matrimonios e hijos cambien su forma de pensar, sentir y actuar sobre cómo vivir la vida.   Muchos  la ven  tan superficialmente que dan poco  o nada de valor  a la vida, y por ende viven solo por vivir sin razón o motivación.  Más  delicado es  ver que en este tiempo están desestimando los buenos valores  y sustituyéndolos sin justificaciones válidas.  Por ejemplo, que disciplinen a un futbolista solo porque decidió levantar sus manos hacia el cielo en señal de agradecimiento a Dios, o porque dobla sus rodillas para orar a Dios en plena cancha, o sacarlo del trabajo porque lo vieron hablar de Cristo en su tiempo de descansado, etc.

En este tiempo las leyes apoyan más a personas que fumen droga en público pero amonestan al que lee la Biblia en una escuela.   Las leyes no dicen nada que dos hombres  o dos mujeres se unan en matrimonio, pero cuando un pastor decide predicar en público sobre lo que la Biblia dice acerca del pecado en que están estas personas.  ¿Ya se dio cuenta la decadencia moral en la que esta nuestra sociedad?  Las leyes permiten que mujeres aborten a sus hijos no deseados, pero cuando una familia desea  adoptar a un hijo, ponen una gran cantidad de requerimientos costosos.  Las leyes prohíben que los padres disciplinen a sus hijos tal como la Biblia enseña, y  muchos de nuestros padres lo hicieron, sin embargo no saben qué hacer con la gran cantidad de hijos malcriados y rebeldes en los centros de corrección de menores.   Grandes denominaciones evangélicas han dejado la Palabra por complacer el capricho o el razonamiento humano a cerca de algunas prácticas.

Estas y otras razones más es lo que hace  urgente enseñar, modelar, impulsar y cultivar valores en nuestros hijos, dentro de nuestros hogares, pero sobre todo que nosotros los  padres los vivamos.  Debemos hacer esto, pues es lo que da identidad, estabilidad y garantía a la familia, a la iglesia, y a la sociedad del presente y es el buen legado que podemos dejar a la generación que nos sustituirá.    Enseñemos el mejor de los valores, el temor de Dios,  ocupémonos todos los días en la instrucción correcta de nuestros hijos bajo la cobertura del temor de Dios y demos prioridad a la Biblia, la Palabra de Dios, que esta ocupe un lugar predilecto en nuestras vidas, para que sea la luz, la lámpara, el camino, la guía para nosotros y los que vienen detrás de nosotros.  Deja un buen legado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s