El valor de la confirmación en la vida de Jesús

Dr. Luis Gomez

La prioridad del ministerio de Jesús no fue sanar a los enfermos, es más, no fue ni ayudar a los niños, ni ayudar a los pobres. Jesús vino a dar a conocer al Padre, y que por medio de que lo conocieran, las personas por creer en Jesús fueran librados de la condenación eterna, y así Dios fuera glorificado. Es por ello que, el cuidar o discipular a los que creen en él, se volvió en la segunda parte de su misión. Lo mismo fue para San Pablo, quien entendió la misión de Jesús como la de hacer discípulos, lo cual consiste en evangelizarlas y luego consolidarlas o confirmarlas hasta crear en estas fuertes convicciones espirituales.

1. Hacia una definición de confirmación

1.1. La ICR usa la palabra para identificar uno de los 7 sacramentos.

El sacramento de la Confirmación es uno de los tres sacramentos de iniciación cristiana. La misma palabra, Confirmación que significa afirmar o consolidar. En este sacramento se fortalece y se completa la obra del Bautismo. El Concilio de Trento declaró que la Confirmación era un sacramento. La materia de este sacramento es el “santo crisma”, aceite de oliva mezclado con bálsamo, que es consagrado por el Obispo el día del Jueves Santo. La unción debe ser en la frente. “Recibe por esta señal de la cruz el don del Espíritu Santo”. Los dones del Espíritu que recibe le confirmado en el momento de ser confirmado son: sabiduría, entendimiento, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios. ¿Si esto es así, porque todos los años, en cada jueves santo les ponen la cruz? Todo católico debe ser confirmado no solo para complementar el bautismo y el casamiento sino para la salvación de sus almas.

1.2. La confirmación como la define los diccionarios.

Ningún diccionario define la palabra confirmación de manera completa y amplia, pues en algunos ni aparece la palabra, pero si utiliza sinónimos como apadrinar, apoyar, catequesis, comprobar. La idea de apadrinar es la de acompañar, la de apoyar es servir sostén o apoyo de alguien, la de catequesis es dar una enseñanza o doctrina, la i de comprobar es mostrar las pruebas con exactitud de lo que se cree. Es por ello que confirmar es dar prueba de la verdad creída o recibida.

1.3. En la Biblia la confirmación es sinónimo de discipulado.

El ministerio de conservación en la iglesia local consiste en el ministerio de animar, confortar, fortalecer y consolidar al recién convertido. Es repasar y explicar el evangelio al recién convertido para asegurar la decisión de fe y producir convicciones profundas y seguras a fin de que comprenda las implicaciones de ser un genuino cristiano y anhele ser un discípulo de Jesús.

Hay varios pasajes que demuestran que Pablo dedicó un buén tiempo a confirmar a los nuevos convertidos. Por ejemplo: a) Hechos 15:41 “…confirmando a las iglesias…”, b) Hechos 16:5 “…eran confirmados en la fe y aumentaba el número cada día”, c) Hechos 18:23 “…confirmando a todos los discípulos…”, d) 1ª Tes. 3:2 “…confirmando y exhortando en vuestra fe…” y e) 2ª Tes. 2:17 “…os confirmé en toda buena palabra y obra”. Es importante notar los elementos definidos que Pablo usaba para confirmar a los nuevos creyentes. La confirmación es para la iglesia porque esta la necesita y debe practicarla. El nuevo convertido lo necesita para crecer y ser consolidado en su nueva posición, y el no cristiano lo necesita para ser convertido por el mensaje de salvación.

Si quisiéramos tomar un pasaje de la Biblia como base de esta sección debemos considerar (Hech. 18:22-28) o el episodio donde Saulo se convierte a Cristo y la manera como Dios levanta a Ananías para ser el consejero de Pablo (Hech.9:1-19; 1ª Tes. 2:2-16). Dice J.D.Crane que el apóstol Pablo usó varios métodos para lograr el desarrollo y la consolidación del recién convertidos, entre ellas están: “hacía visitas personales (Hech.14:21-23; 15:50; 18:21). Enviaba representantes personales (1 Tes. 3:1-2; Tit.3:12). Hacía intercesión personal (1 Tes. 3:12,13; Fil. 1:4, 9-11). Escribía cartas personales (1 Tes. 5:27; 1 Cor. 5:9).47 Esto debe hacerse con cada nuevo convertido. Por lo cual, esto requiere que se tenga a un director para todo el ministerio. Pues cada mes se reporta el avance de la consejería, se orienta sobre algunas necesidades encontradas. Cada tres meses hay entrenamiento para los consejeros para mejorar el ministerio. Cada seis meses se presentan a los graduados o egresados del nivel uno del discipulado de conservación y son inscritos en el segundo el nivel de discipulado de reproducción. El ser fiel a este proceso permitirá que el crecimiento sea consistente y seguro.

2. El ministerio de confirmación utilizado por Jesús.

Debemos entender el ministerio de la confirmación como la tarea que sigue a la siembra, plantar o evangelizar (1 Co. 3:6) y consiste en regar, confirmar, consolidar o discipular. El trabajo principal de Jesús fue cumplir la misión por la cual el Padre lo envió, predicar el evangelio de salvación. Sin embargo, el 60% de su tiempo lo dedico a confirmar a sus doce discípulos, preparándolos para que ellos no solo predicaran el evangelio en todo el mundo sino hacer discípulos a todos los que creyesen en Jesús. Confirmar es crear convicciones profundas de fe en la vida de los nuevos creyentes, pero cuando hay viejos de estar en las iglesias pero que aun no tienen convicciones, es necesario re discipular.

2.1. Jesús llamo a doce y les sirvió de “apoyo” (Mr.3:13-15)

Jesús trató de ser apoyo para el necesitado, sostén para los desvalidos, la respuesta a los necesitados. Jesus llamo a los doce discípulos para que estuviesen con él, Jesús estaba junto, cerca de los doce. Un pastor me escribió esta semana y me dijo las siguientes palabras: “Verdad es que ustedes como iglesia han sido de gran bendición. Han sido un bálsamo para nuestras heridas. Sabes que el consuelo que tengo es que hay iglesias que si aman a sus pastores y los respetan, quien llegue a Peniel a trabajar va a ser muy bendecido”.

Los cuatro pasos progresivos que se dan el el proceso de conversión que Jesús enseña por medio de la parábola del Sembrador son: los que oyen la Palabra, los que la entienden, los que la reciben y los que la obedecer, esos son los que dan frutos. Es interesante que la Iglesia realiza la confirmación en el momento que las personas han oído, entendido y recibido la palabra, porque es acá donde se les repite el evangelio para crear convicciones, y son confirmados, animamos y fortalecidos los nuevos creyentes hasta estar preparados a obedecer la Palabra para dar frutos.

2.2. Jesús “comprueba” la verdad (4:1-2, 33, 34, 39,40)

Esto va de acuerdo con la segunda fase del proceso de conversión de una persona, se le comprueba la verdad hasta que la entienda y la reciba. En la parábola del sembrador, el segundo terreno donde cayó la semilla son las piedras, y representan a las personas que entienden la Palabra, pero no la reciben de todo corazón, por consiguiente no echan raíces profundas. La confirmación lo que busca es que cada nuevo creyente eche raíces firmes en su vida espiritual.

2.3. Jesús les enseño doctrinas (7:14-23, 8:14-21, 27-30, 10:1-12, 27-31)

La manera como Jesús consolido y confirmo no solo la fe de sus discípulos, sino la fe de los recién convertidos que le seguían era por medio de la enseñanza. Todo el tiempo, Jesús permanecía enseñando, exhortando, y mostrando su poder, su verdad, y las razones de su fe.

2.4. Jesús “consuela, anima, consolidad, y confirma” (Lucas 24:13-35)

No solo consiste en cultivar o crear convicciones espirituales en los nuevos creyentes, sino animar, consolar, fortalecer la fe de los discípulos y amigos cristianos de mucho tiempo.

2.5. Jesús enseña que hacer este ministerio tiene un valor temporal y eterno.

Acerca del valor eterno de este ministerio: Dios ofrece recompensa eterna (1ª Co. 3:14-15, 3:8), el trabajo del ministerio no es en vano (1ª Co. 15:58), Dios no olvida este ministerio (He. 6:10-11), todo lo que el hombre siembra eso cosechará (Gá. 6:7), y todos daremos cuenta de nuestra labor en la tierra (2ª Co. 5:10).

Desarrollemos este ministerio porque tiene valor en el presente y en el futuro, temporal y eterno, es público y privado. Es una necesidad grande que la iglesia debe llenar. Además, es un apartado importantísimo y determinante para el crecimiento integral. La iglesia debe establecer este primer nivel de discipulado de conservación como una prioridad dentro de la filosofía y visión ministerial. El método específico de discipulado en este nivel es como el de Andrés, o el de Ananías con Saulo, Bernabé con Pablo y Pablo con Timoteo, o Aquila y Priscila con Apolos.

Conclusión

Confirmar la fe del nuevo convertido, es discipular, y tiene un valor temporal y eterno. Jesús consolido tanto la fe de los doce que después de 3 años y medio los dejó haciendo la misma tarea de discipular o confirmar a todos los que iban creyendo en Jesús como Salvador Personal.

No olvide que Jesús vino en primer lugar a buscar y salvar a los perdidos. Para ello, murió en la cruz, luego dejo a los doce discípulos para que continuaran predicando este mensaje de amor en todas las naciones. La tarea es hacer discípulos, dicha tarea tiene dos partes: presentar el evangelio hasta que lo reciben y luego consolidar o confirmar la fe de los que han creído en Jesús.

¿Ya recibió entendió el mensaje del evangelio? ¿Ya recibió a Cristo en su corazón? ¿Si ya lo recibió, esta obedeciendo la orden que él le dejo de discipular a otro?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s