El valor de la confirmación en la vida de Jesús

Dr. Luis Gomez

La prioridad del ministerio de Jesús no fue sanar a los enfermos, es más, no fue ni ayudar a los niños, ni ayudar a los pobres. Jesús vino a dar a conocer al Padre, y que por medio de que lo conocieran, las personas por creer en Jesús fueran librados de la condenación eterna, y así Dios fuera glorificado. Es por ello que, el cuidar o discipular a los que creen en él, se volvió en la segunda parte de su misión. Lo mismo fue para San Pablo, quien entendió la misión de Jesús como la de hacer discípulos, lo cual consiste en evangelizarlas y luego consolidarlas o confirmarlas hasta crear en estas fuertes convicciones espirituales.

1. Hacia una definición de confirmación

1.1. La ICR usa la palabra para identificar uno de los 7 sacramentos.

El sacramento de la Confirmación es uno de los tres sacramentos de iniciación cristiana. La misma palabra, Confirmación que significa afirmar o consolidar. En este sacramento se fortalece y se completa la obra del Bautismo. El Concilio de Trento declaró que la Confirmación era un sacramento. La materia de este sacramento es el “santo crisma”, aceite de oliva mezclado con bálsamo, que es consagrado por el Obispo el día del Jueves Santo. La unción debe ser en la frente. “Recibe por esta señal de la cruz el don del Espíritu Santo”. Los dones del Espíritu que recibe le confirmado en el momento de ser confirmado son: sabiduría, entendimiento, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios. ¿Si esto es así, porque todos los años, en cada jueves santo les ponen la cruz? Todo católico debe ser confirmado no solo para complementar el bautismo y el casamiento sino para la salvación de sus almas.

1.2. La confirmación como la define los diccionarios.

Ningún diccionario define la palabra confirmación de manera completa y amplia, pues en algunos ni aparece la palabra, pero si utiliza sinónimos como apadrinar, apoyar, catequesis, comprobar. La idea de apadrinar es la de acompañar, la de apoyar es servir sostén o apoyo de alguien, la de catequesis es dar una enseñanza o doctrina, la i de comprobar es mostrar las pruebas con exactitud de lo que se cree. Es por ello que confirmar es dar prueba de la verdad creída o recibida.

1.3. En la Biblia la confirmación es sinónimo de discipulado.

El ministerio de conservación en la iglesia local consiste en el ministerio de animar, confortar, fortalecer y consolidar al recién convertido. Es repasar y explicar el evangelio al recién convertido para asegurar la decisión de fe y producir convicciones profundas y seguras a fin de que comprenda las implicaciones de ser un genuino cristiano y anhele ser un discípulo de Jesús.

Hay varios pasajes que demuestran que Pablo dedicó un buén tiempo a confirmar a los nuevos convertidos. Por ejemplo: a) Hechos 15:41 “…confirmando a las iglesias…”, b) Hechos 16:5 “…eran confirmados en la fe y aumentaba el número cada día”, c) Hechos 18:23 “…confirmando a todos los discípulos…”, d) 1ª Tes. 3:2 “…confirmando y exhortando en vuestra fe…” y e) 2ª Tes. 2:17 “…os confirmé en toda buena palabra y obra”. Es importante notar los elementos definidos que Pablo usaba para confirmar a los nuevos creyentes. La confirmación es para la iglesia porque esta la necesita y debe practicarla. El nuevo convertido lo necesita para crecer y ser consolidado en su nueva posición, y el no cristiano lo necesita para ser convertido por el mensaje de salvación.

Si quisiéramos tomar un pasaje de la Biblia como base de esta sección debemos considerar (Hech. 18:22-28) o el episodio donde Saulo se convierte a Cristo y la manera como Dios levanta a Ananías para ser el consejero de Pablo (Hech.9:1-19; 1ª Tes. 2:2-16). Dice J.D.Crane que el apóstol Pablo usó varios métodos para lograr el desarrollo y la consolidación del recién convertidos, entre ellas están: “hacía visitas personales (Hech.14:21-23; 15:50; 18:21). Enviaba representantes personales (1 Tes. 3:1-2; Tit.3:12). Hacía intercesión personal (1 Tes. 3:12,13; Fil. 1:4, 9-11). Escribía cartas personales (1 Tes. 5:27; 1 Cor. 5:9).47 Esto debe hacerse con cada nuevo convertido. Por lo cual, esto requiere que se tenga a un director para todo el ministerio. Pues cada mes se reporta el avance de la consejería, se orienta sobre algunas necesidades encontradas. Cada tres meses hay entrenamiento para los consejeros para mejorar el ministerio. Cada seis meses se presentan a los graduados o egresados del nivel uno del discipulado de conservación y son inscritos en el segundo el nivel de discipulado de reproducción. El ser fiel a este proceso permitirá que el crecimiento sea consistente y seguro.

2. El ministerio de confirmación utilizado por Jesús.

Debemos entender el ministerio de la confirmación como la tarea que sigue a la siembra, plantar o evangelizar (1 Co. 3:6) y consiste en regar, confirmar, consolidar o discipular. El trabajo principal de Jesús fue cumplir la misión por la cual el Padre lo envió, predicar el evangelio de salvación. Sin embargo, el 60% de su tiempo lo dedico a confirmar a sus doce discípulos, preparándolos para que ellos no solo predicaran el evangelio en todo el mundo sino hacer discípulos a todos los que creyesen en Jesús. Confirmar es crear convicciones profundas de fe en la vida de los nuevos creyentes, pero cuando hay viejos de estar en las iglesias pero que aun no tienen convicciones, es necesario re discipular.

2.1. Jesús llamo a doce y les sirvió de “apoyo” (Mr.3:13-15)

Jesús trató de ser apoyo para el necesitado, sostén para los desvalidos, la respuesta a los necesitados. Jesus llamo a los doce discípulos para que estuviesen con él, Jesús estaba junto, cerca de los doce. Un pastor me escribió esta semana y me dijo las siguientes palabras: “Verdad es que ustedes como iglesia han sido de gran bendición. Han sido un bálsamo para nuestras heridas. Sabes que el consuelo que tengo es que hay iglesias que si aman a sus pastores y los respetan, quien llegue a Peniel a trabajar va a ser muy bendecido”.

Los cuatro pasos progresivos que se dan el el proceso de conversión que Jesús enseña por medio de la parábola del Sembrador son: los que oyen la Palabra, los que la entienden, los que la reciben y los que la obedecer, esos son los que dan frutos. Es interesante que la Iglesia realiza la confirmación en el momento que las personas han oído, entendido y recibido la palabra, porque es acá donde se les repite el evangelio para crear convicciones, y son confirmados, animamos y fortalecidos los nuevos creyentes hasta estar preparados a obedecer la Palabra para dar frutos.

2.2. Jesús “comprueba” la verdad (4:1-2, 33, 34, 39,40)

Esto va de acuerdo con la segunda fase del proceso de conversión de una persona, se le comprueba la verdad hasta que la entienda y la reciba. En la parábola del sembrador, el segundo terreno donde cayó la semilla son las piedras, y representan a las personas que entienden la Palabra, pero no la reciben de todo corazón, por consiguiente no echan raíces profundas. La confirmación lo que busca es que cada nuevo creyente eche raíces firmes en su vida espiritual.

2.3. Jesús les enseño doctrinas (7:14-23, 8:14-21, 27-30, 10:1-12, 27-31)

La manera como Jesús consolido y confirmo no solo la fe de sus discípulos, sino la fe de los recién convertidos que le seguían era por medio de la enseñanza. Todo el tiempo, Jesús permanecía enseñando, exhortando, y mostrando su poder, su verdad, y las razones de su fe.

2.4. Jesús “consuela, anima, consolidad, y confirma” (Lucas 24:13-35)

No solo consiste en cultivar o crear convicciones espirituales en los nuevos creyentes, sino animar, consolar, fortalecer la fe de los discípulos y amigos cristianos de mucho tiempo.

2.5. Jesús enseña que hacer este ministerio tiene un valor temporal y eterno.

Acerca del valor eterno de este ministerio: Dios ofrece recompensa eterna (1ª Co. 3:14-15, 3:8), el trabajo del ministerio no es en vano (1ª Co. 15:58), Dios no olvida este ministerio (He. 6:10-11), todo lo que el hombre siembra eso cosechará (Gá. 6:7), y todos daremos cuenta de nuestra labor en la tierra (2ª Co. 5:10).

Desarrollemos este ministerio porque tiene valor en el presente y en el futuro, temporal y eterno, es público y privado. Es una necesidad grande que la iglesia debe llenar. Además, es un apartado importantísimo y determinante para el crecimiento integral. La iglesia debe establecer este primer nivel de discipulado de conservación como una prioridad dentro de la filosofía y visión ministerial. El método específico de discipulado en este nivel es como el de Andrés, o el de Ananías con Saulo, Bernabé con Pablo y Pablo con Timoteo, o Aquila y Priscila con Apolos.

Conclusión

Confirmar la fe del nuevo convertido, es discipular, y tiene un valor temporal y eterno. Jesús consolido tanto la fe de los doce que después de 3 años y medio los dejó haciendo la misma tarea de discipular o confirmar a todos los que iban creyendo en Jesús como Salvador Personal.

No olvide que Jesús vino en primer lugar a buscar y salvar a los perdidos. Para ello, murió en la cruz, luego dejo a los doce discípulos para que continuaran predicando este mensaje de amor en todas las naciones. La tarea es hacer discípulos, dicha tarea tiene dos partes: presentar el evangelio hasta que lo reciben y luego consolidar o confirmar la fe de los que han creído en Jesús.

¿Ya recibió entendió el mensaje del evangelio? ¿Ya recibió a Cristo en su corazón? ¿Si ya lo recibió, esta obedeciendo la orden que él le dejo de discipular a otro?

Anuncios

El significado de la comunión

Dr. Luis Alberto Gómez Chávez

La palabra que el griego original usa para comunión es koinonia, la que puede ser traducida  además de comunión como fraternidad, relación, amistad, tener algo en común, sociedad, etc.   Quien desarrolla el tema de la comunión en la Biblia con lujo de detalle es el apóstol Juan en su primera carta.  Él habla de tres niveles de comunión, la primera que tiene que ver con la relación de amistad y paz  con Dios.  La segunda, resultado consecuente de la primera y que a su vez es señal de tener la primera es la relación de amistad, paz y acuerdo con el prójimo.    Por último, que no significa menos importante, es la relación de acuerdo y paz que tenemos con todo lo que nos rodea, nuestro entorno.

Lo central es  enfocar la sensación de vida que una persona  siente cuando alcanza la amistad con Dios.   Ro. 5:1 dice: “Justificaos pues por la fe tenemos paz para con Dios”.  Ro. 3:23 que “por cuanto todos pecaron están destituidos (separados) de la gloria de Dios”.  Is. 59:1-2 es más explicito al decir que “el pecado hace división entre Dios y el hombre”.  En otras palabras, es el pecado lo que no permite al hombre y a la mujer estar en paz con Dios, tener amistad con Dios, disfrutar de una relación fresca, sincera y transparente con Dios, relación de amigos.   De manera que, la única forma para restaurar la amistad, la comunión con Dios es por medio de creer en Jesús como Salvador Personal, porque en ese momento Dios a través de Jesús, declara al hombre libre de culta, es lo que significa ser justificados por la fe.

Toda persona que por la fe en Jesús  experimenta la bendición de la salvación, desde ese momento la relación de Padre a hijo, relación de amistad, acuerdo y paz es activada.    Solo cuando un cristiano comete pecado, la comunión o relación de amistad queda estropeada, distorsionada, cortada.  Sin embargo, Dios mismo ha dejado los recursos para volver a restaurar la amistad o comunión con él, es Jesucristo como abogado y defensor, la confesión como la manera clara para pedir perdón.    Es la sangre de Cristo la garantía de que ningún pecado podrá separarnos del amor de Dios y la seguridad de que cada vez que reconozcamos nuestro pecado, lo confesamos y pedimos perdón, la comunión con Dios será restaurada.

El deseo de Dios es que sus hijos mantengamos una relación estrecha con él.  Una relación de santidad, libre de pecado, relación de amor, lealtad, entrega, y transparente.   El significado pleno de la vida cristiana consiste en mantener una relación estrecha con Dios, una relación de paz, amistad, de cercanía  y santidad con Dios.  El ideal para toda la iglesia es  mantener una relación con Dios descrita por santidad, unidad, amor, y obediencia.    El  desafío más grande e importante para todo hijo de Dios es permanecer ligado a Cristo por medio de una vida de santidad, amistad, comunión y obediencia.   Es un reto, porque no es fácil mantenerse separado del pecado, es difícil no pecar, todo el tiempo estamos rodeados las cosas de este mundo, mientras estemos en la tierra la carne estará activa, el diablo esta activo.

Sin embargo, la Biblia nos invita a cuidar todos los días nuestro cuerpo, nuestra mente, y nuestro corazón para agradar a Dios porque todo le pertenece a Dios.    Contamos con varios recursos para mantenernos una relación de amistad que agrade, honre y exalte a Dios: el Espíritu Santo, la Biblia, la oración,  el Cuerpo de Cristo que es la Iglesia,  y aun los conflictos o pruebas que vienen a nuestras vidas…  Todo es para acercarnos más a Dios, y reconocer cuando hemos fallado, pedirle perdón y gozar de su paz, amistad y de su bendición.

Si tu aun no tienes esa relación personal con Tu Creador, quien envio a Su Hijo para morir en tu lugar, hoy es tu gran oportunidad de reconocerlo como tu salvador personal.   Solo necesitas reconocer que eres pecador,  pedirle perdón a Dios e invitarle a que venga a morar en tu corazón, y por fe, la Biblia dice que en ese preciso momento, tu vienes a ser un hijo legitimo de él, sos declarado libre de culpa, y te da como regalo la vida eterna (Jn, 3:16, 1:12, Ro. 5:1; 2 Co. 5:17).       Avísame si hicistes la decisión de fe, y te enviare literatura para tu crecimiento espiritual, totalmente gratis.

 

Sobre todo, honra a Dios

Dr. Luis Alberto Gómez Chávez

Me gusto leer la larga lista de los sinónimos de la palabra “honra”. Laurear, condecorar, distinguir, galardonar, condecorar, premiar, coronar, enaltecer, glorificar, recompensar, ensalzar; magnificar, alabar, aumentar, engrandecer; querer, apreciar, respetar, estimar; admirar, venerar, reverenciar; afamar, popularizar, prestigiar, acreditar, reputar, dar nombre; gloriar, glorificar, loar; aplaudir, encumbrar, realzar; ennoblecer, dignificar, ascender, elevar, agraciar; enorgullecer, halagar, envanecer, preciarse, endiosarse, jactarse.

De los 45 sinónimos para la palabra “Honra”,  hay unos que me llaman la atención: enaltecer, glorificar, ensalzar, magnificar, alabar, engrandecer, respetar, estimar, admirar, venerar, reverenciar, gloriar, glorificar, loar, elevar, halagar.  Todas estas palabras son atribuidas a Dios, es la acción que todo ser humano debe dar a Dios todos los días. Agrego otras, reconocerlo, adorarlo, y darlo a conocer.   Cuando decimos “santificado sea tu nombre” tiene la idea concreta de “reconocer su nombre”, “aceptado, reconocido sea su nombre por todos” al grado de tomarlo en cuenta para todas las cosas que hacemos.

Surgen preguntas después de conocer estos sinónimos de la palabra honrar y más aun cuando pensamos que esa es la prioridad de todo hijo de Dios. ¿Qué significa honrar a Dios? ¿De qué maneras puedo honrar a Dios?   ¿En qué lugares debo honrar a Dios?  Dios está buscando edificar, levantar un pueblo santo, compuesto por miembros que de manera individual adoren, honren, alegren, y exalten a Dios con sus vidas rectas.  El fruto primero que Dios busca como resultado del amor que sentimos hacia él, es que le obedezcamos con fidelidad, a su Palabra y a la misión. Dios es honrado cuando llevamos frutos y el mayor fruto es la fidelidad.  Es valorar al Ser Supremo, la Fuente, glorificándolo.

Hay tantas cosas, lugares, personas y eventos que nos pueden desviar de lo que realmente merece nuestra atención. Cuando hacemos lo que debemos hacer, nos sobra tiempo para hacer aquello que no nos toca hacer pero que al fin de cuentas es bueno hacerlo, entonces somos obedientes.   Lo tremendo  de todo es que mucho de esto, de lo que nos rodea, de nuestro entorno, no solo nos distrae de la tarea prioritaria de honrar a Dios, sino que nos aliena hasta el punto de que desobedecemos y no hacemos lo que realmente honra a Dios.

Mucho de lo que hacemos, aunque no sea malo,  no honra a Dios porque no está apegado a lo que la Biblia dice, no es congruente con la clase de vida cristiana que agrada a Dios, y mucho menos con el deseo de Dios, que quien honra a Dios debe vivir en integridad.   Por ejemplo, comer demasiado no es malo, pero no honra a Dios, trabajar no es malo, pero no asistir a los cultos por trabajar no honra a Dios, jugar futbol no es malo pero olvidarse de la familia por el futbol no agrada a Dios.    Comprar un carro no es malo, pero si lo haces por lujo y te endeudas eso no agrada a Dios.   Tener muchos ministerios en la iglesia no es malo, pero cumplirlos a media no honra a Dios. Asi podría hacer una lista grande de cosas buenas que hacemos pero que no honran a Dios.

Relaciones saludables entre Padres e Hijos

Dr. Luis Gomez

¿Qué significa tener adolescentes en casa? ¿Considero yo un privilegio y una oportunidad tener hijos adolescentes en casa u otra cosa? ¿Cómo cultivar y desarrollar relaciones saludables entre padres e hijos adolescentes? ¿Qué significa tener relaciones saludables entre padres e hijos?

Para tener relaciones frescas (diarias) transparentes (claras) y sinceras (honestas) entre padres y adolescentes se necesita el tiempo necesario y la dedicación completa para entenderse mutuamente. Para comenzar, ¿Cuánto tiempo de calidad se dedican ambos, padres e hijos? Significa decir y enseñar la verdad, confrontar y corregir el error en amor, confirmar y estimular lo bueno; desarrollar disciplina, confianza, amistad, seguridad, libertad y respeto mutuo como prioridad.

Invito a que aprendamos de las relaciones saludables que tenía Jesús con sus padres María y José cuando era un adolescente. Lucas 2:52 dice que Jesús crecía en sabiduría, en estatura y en gracia para con Dios y los hombres…
¿Qué hicieron José y María para lograr que Jesús experimentara
un desarrollo natural e integral?

1. Entendieron los cambios físicos de su hijo como algo natural (Lc.2:52)

 ¿Qué significa entender al adolescente? Es conocer el significado de la palabra, adolescente, es decir que puede significar que “adolece de conciencia”, Marta Plago. Alguien ha dicho que la palabra tiene doble significado: Carecer, adolecer. Sin embargo, entender a nuestros hijos es conocerlos, estar al tanto de ellos, y muy pendiente de los cambios físicos, emocionales, intelectuales que se van dando en ellos. Por ejemplo: cambio de voz, cambio de intereses, aparición de nuevas cosas, cambios de estado de ánimo, etc. ** power point.

Se debe entender el mundo de ellos, lo cual significa, imbuirnos en su mundo. Psic. Nancy Yadira Bohórquez B. © dice que en esta etapa se dan cambios físicos, psíquicos y sociales, el joven está expuesto a cambios que le generan mucha inquietud, angustia y temor. Su inestabilidad lo lleva a tener sentimientos ambivalentes pero siente que los problemas siempre son del otro y no propios, por su parte los padres atraviesan el mismo sentir.

Pubertad (Edad: mujer 10 a 18, hombres 12-20): El niño tiene deseos de libertad e intimidad. Se idealiza a sus padres y busca su identidad con otros iguales. Su conducta está caracterizada por el aislamiento, se vuelve huraño, explosivo, quisquillosos, de mal genio, dormilón, rechazante y ambivalente frente al contacto físico de los padres, no sabe que siente no sabe que es lo que quiere, y con mucha frecuencia cuestiona la sabiduría de sus padres.

Es un periodo de transición que gira en torno a los grupos, busca estar incluido en todo grupo y si no lo esta se generan agresiones, episodios depresivos, e intentos autodestructivos. Algunos pueden buscar ser parte de una pandilla, busca situaciones de riesgo, situaciones extremas, situaciones límite. Por lo general buscan romper las normas y retan toda autoridad. Está permanentemente a la defensiva y desafía la autoridad, son extremadamente rígidos, de ahí que sus críticas sean demoledoras.

Algo de esto experimentó Jesús sin llegar a pecar, porque es algo natural que nos pasa a todos los seres humanos, por consiguiente no debemos alarmarnos, sorprendernos y preocuparnos.

 Los padres de Jesús, no dejaron solo a su hijo, le hicieron sentir que todo era normal, que pronto pasaría y que no estaba solo ante esa avalancha de cambios en todo sentido. Usted como padre, ¿Se preocupa por estar cerca de sus hijos adolescentes, para escucharlo no para exasperarlo o avergonzarlo, pero si para hacerle sentir que puede contar con usted o para hacerle ver cuando está procediendo inadecuadamente, pero con amor, firmeza y comprensión?

En resumen: Entre Jesús y sus padres había comunicación, tiempo de calidad. Por un lado, Jesús obedecía, sabía lo que era correcto, respetaba a sus padres, les hablaba bien, les escuchaba con atención. Pero por el otro lado, sus padres lo entendían y lo hacían sentir en seguridad, confianza y amistad.

2. Atendieron las necesidades de su hijo para guiarlo a un desarrollo integral.

 Los expertos clasifican las necesidades de los adolescentes de la siguiente manera: la personalización (autorrealización y autonomía), socialización (búsqueda de respeto, prestigio, éxito, afecto, comprensión y sentido de pertenencia a un grupo), y las necesidades de consistencia (económicas, emocionales, vitales).

Otra manera de clasificar las necesidades básicas del adolescente es esta:

1) Ampliar sus relaciones con ambos sexos de acuerdo a su nueva etapa. 2) Sentir que es tomado en cuenta por los demás. 3) Poner en práctica sus ideales. 4) Libertad proporcionada a su capacidad, para usarla sin perjuicio serio para sí mismo y para los demás. 5) Crear y trabajar intensamente en algo útil. 6) Estudio o trabajo adoptado a su capacidad. 7) Disfrutar de actividades recreativas saludables y absorbentes. 8) Pensar en su futuro. 9) Tener confianza en sí mismo con reconocimiento de sus capacidades y limitaciones. ** power point

 José y María sabían lo que tienen que hacer con su hijo. En el v. 21, 27 cumplen con el requisito de la ley, al circuncidarlo al octavo día, y esperar 33 días de purificación, antes de presentarlo en el templo, como lo ordena la Ley. En el v.33 observamos a José y María muy atentos sobre lo que está pasando con su hijo y todo lo que se decía acerca de él y lo que se profetizaba (v.35). Al cumplir todo lo prescrito por la ley, regresaron a Galilea (v.39).

En esa ciudad, el niño Jesús experimentó el crecimiento físico y los padres lo observaron cuidadosamente, entendieron sus cambios y atendieron sus necesidades naturales (v.40): el niño crecía, y se fortalecía, y se llenaba de sabiduría y el favor de Dios estaba sobre él. Ponga atención sobre el cuidado de los padres en la formación integral de su hijo (v.41) al ser ejemplo de obediencia a la ley hasta cumplir los doce años (v.42).

Fueron a Jerusalén, unidos a muchas caravanas y era tanta la gente, que José y María regresaron sin darse cuenta que su adolescente se había quedado en Jerusalén (v.43-44). Desesperados lo buscaron entre todas las caravanas sin poderlo encontrar, regresaron a Jerusalén a 30 klms (v.44, camino de un día) donde lo buscaron por tres días hasta que lo hallaron en el templo.

¿No es este el comportamiento natural de un adolescente, aunque en Jesús es especial (v.46)? ¿Qué preguntas vienen a su mente al ver esta escena, la decisión de Jesús, la actitud de los padres y el final de todo? ¿Qué hizo María al encontrarlo? (v. 48) ¿Cómo hubiera actuado usted si su hijo hubiera hecho semejante cosa? Ellos entendieron a su adolescente, supieron explicar las cosas, él los respetó y ellos con mucho amor lo hicieron regresar a casa (v.51).

 Resumen: Jesús fue entendido en sus cambios y atendido en sus necesidades cuando cumple los doce años, pues él experimentó los mismos cambios físicos como todo adolescente pero también las necesidades esenciales por ser humano. *** Piense por un momento sobre esas necesidades que a veces no les damos importancia como decirles que les amamos, que son importantes para nosotros, pasar tiempo con ellos, y que pueden contar con uno, etc. Él estaba sujeto a ellos… y Jesús creía integralmente…

3. Encausaron (animaron) estando cerca de ellos cuando enfrenten algunas dificultades. ( been an umbrala)

¿Qué pasa cuando no entendemos sus cambios físicos y no atendemos las necesidades primordiales de su edad? Se dan disturbios, confusiones, malas decisiones por causa de: 1) El descubrimiento o sospecha de que aquellas personas en quien confía le han engañado. 2) El trato injusto de aquéllos de quien espera afecto, comprensión y proceder recto. 3) La venganza por sufrir deformaciones físicas, por la reputación de la familia, etc. 4) La idea de que se carece de atractivos (en particular la adolescente). 5) La restricción irrazonable de los padres, impidiendo la responsabilidad para la autodirección. 6) Los impulsos sexuales (por falta de educación de los padres desde la infancia). 7) Los cambios en sus creencias religiosas al enfrentarse entre el conocimiento científico y sus convicciones religiosas. ** Power point

 La tarea de los padres es guiarlos, motivarlos, y encausarlos con la Palabra a la Palabra, con el ejemplo a ser ejemplo y con buenos recursos para saber enfrentar las dificultades, obstáculos y desafíos propios de su edad y así prepararlos para la siguiente etapa de la vida.

 Ofrézcale el ambiente propicio para hablar y escuchar y desarrollar confianza (Prov. 1:5, 8,2:1,3:1, 4:1, 5:1, 6:1, 7:1). Que los adolescentes se sientan parte de la familia.

 Mantenga equilibro entre lo que se da y se recibe, lo que se dice y lo que se es. No solo reprenda, pero también premie o recompense cuando lo merece. No tolere las malcriadezas pero tampoco abuse de su autoridad cuando aplique la disciplina.

 No permita que se desordene la familia, significa establecer reglas, normas y disciplina. Mantenga la coherencia: firmeza, disciplina y amor. Mantener la buena actitud como padres sabiendo que el tener un adolescente en casa es una de las mejores oportunidades que Dios nos ha dado para reproducirnos en ellos, para hacer de ellos mejores hijos, mejores estudiantes, mejores cristianos, mejores ciudadanos y mejores profesionales.

Conclusión:

Chicos y Chicas, estos cambios y esta necesidades nos pasa a todos, así no se preocupen. Papás e hijos, veamos la adolescencia de nuestros hijos como una bendición, un privilegio y una única oportunidad para mantener relaciones saludables pues esto trae recompensa, y retribución invalorable.

Las buenas relaciones entre padres y adolescentes dan: satisfacción en los padres cuando entendemos y atendemos a nuestros hijos adolescentes y en los hijos cuando ellos se sienten entendidos y atendidos por nosotros los padres (Prov. 10:1). También dan un sentido de confianza, prevención, y guía porque es el resultado de practicar el amor y la comunicación entre padres e hijos (Prov. 9:8, 6:22,23, 7:5, 9:8). Finalmente, las relaciones saludables dan regocijo por la Identidad de los hijos (es adorno para ellos) al verlos temer a Dios (Prov. 1:9, 2:4-5).

Mi regalo a la próxima generación: La amistad

Dr. Luis Gómez

La tecnología está avanzando tanto hoy que ha invadido la privacidad de las persona y el derecho universal de la libertad. Ahora, el internet se encarga de pensar, escoger y decidir por muchas personas que no tienen tiempo para hacerlo. El ofrecimiento obedece no solo a la filosofía consumista, comercial y rápida del tiempo sino a la ideología tolerante y postmodernista del siglo.

En la actualidad, una persona puede tener amigos de todo el mundo y comunicarse con miles ellos en solo segundos. No necesita gastar en sellos postales, escribir las direcciones postales, decir palabras diferentes a cada persona según el nivel de la relación o presentar escusas por retrasos de correspondencia. Es más, el internet tiene suficientes estilos de tarjetas, pensamientos e ideas fascinantes e innumerables candidatos para hacer más amigos.
¿Es genuina la clase de amistad que se cultiva por este medio? ¿Es realmente honesta, completa y satisfactoria la amistad que sostienen dos personas que solo se conocen virtualmente? ¿Contribuye este tipo de amistad moderna a la preservación de los valores que forman una sociedad mejor? ¿Está de acuerdo con que la amistad tradicional está en crisis?

Aunque el internet es un avance valioso para muchas cosas, pero este jamás sustituirá el estilo tradicional y bíblico de hacer amigos porque la amistad es un regalo que viene de Dios 1 Juan 4:8, 21, Proverbios 18:24. El estilo tradicional comienza en la camaradería, donde dos o más personas se conocen personalmente por estar juntos, hablar, mirarse, compartir y escuchar hasta llegar a ser compañeros. Este nivel de relación aún no equivale a amistad pues aún no hay suficiente confianza, conocimiento y libertad pero es la antesala a una amistad saludable.

En fin, el internet es efectivo para muchas cosas, pero no para formar amistades genuinas, satisfactorias y leales. Pues en este tipo de “amistades” es fácil mentir, no hay costo, no hay entrega, o presencia corporal. Todo es palabras, palabras, palabras, tan solo palabras y la amistad es más que palabras Proverbios 24:17.

Yo tenían 27 compañeros en la clase en tercer año de licenciatura en el seminario, con los cuales caminaba, hablaba, jugaba, reía, tenía actividades en conjunto, pero no todos eran mis amigos solo compañeros. De los 27, solo tres consideraba amigos, y de entre estos tres, uno era el de mayor confianza. Hoy, aunque por la distancia, el orden ha cambiado, el mejor amigo paso al tercer lugar, el segundo al primero y el tercero al segundo lugar porque de vez en cuando nos comunicamos, pero siguen siendo amigos. La amistad combinada del amor ágape nunca termina, porque el amor nunca deja de ser.

Prov. 17:17 la amistad como regalo de Dios es para compartirla con los demás. El texto, “En todo tiempo ama el amigo y es como un hermano en tiempos de angustia” revela tres principales suministros que sostienen, alimentan, fortalecen y consolidan la amistad. Tiempo, lealtad y amor. No puede haber amistad sólida si no se dedica tiempo, lealtad y amor. El tiempo debe ser de calidad: hablar y escuchar, caminar y compartir, ayudar y proteger, confesar y perdonar, etc. Luego el amor no es el de atracción física, sino el fraternal combinado con el ágape que se exige en Efesios 5:25-27, el que Juan 15:13, pone la vida por la otra persona. La lealtad debe ser incondicional. Este fue el caso de David y Jonathan (1 Sa. 19,20), Jesús y Juan, Pablo y Timoteo. Esta amistad estuvo sostenida por amor, lealtad y dedicación de tiempo.

Cuando se practica una amistad que nace de un honesto compañerismo, de pasar mucho tiempo juntos, de compartir alegría, tristeza, dolor, enfermedad, escasez, abundancia, etc., es una relación o un vinculo profundo que nace desde el corazón que amarra, y solo desea lo mejor para la otra persona antes que para sí mismo. El verdadero amigo no abandona al amigo, sino que lo protege, lo apoya y lo defiende. Dice el libro de Eclesiastés 4:9-10 “Dos son mejores que uno, si uno cayere, el otro levantará a su compañero, pero ay del solo”.

Cuando reconocemos que la amistad es un regalo que viene de Dios para compartirla con el prójimo, es valorada de tal manera que dicha relación es saludable, beneficiosa y duradera Proverbios 17:17, 27:10a. Cuando los jóvenes establecen una relación de amistad basada en el amor ágape, y todos los días la riega, la cuida y la suministra con tiempo de calidad, palabras sazonadas con amor; esta beneficia a otras personas. La amistad es valorada cuando en la relación se es capaz de dar la vida, esfuerzo, entrega, sinceridad, honestidad y sacrificio por el bien del otro. Es entonces cuando los jóvenes se encaminan hacia un nuevo estilo de vida apegado a la Biblia, al deseo de Dios, a la misión de Dios y el mundo no solo lo oirá, lo sabrá sino que deseará ser parte de este pueblo.

En fin, la amistad es un regalo precioso que Dios ha dejado al ser humano para que la disfrutemos y la compartamos con los demás, haciendo buen uso de esta al valorarla basado en lo que esta produce. Es un valor, una virtud que urge ser cultivada, preservada, cuidada y muy estimada en este tiempo donde reinan muchas otras cosas que no ayudan a las buenas relaciones. La mejor amistad, la que supera a todas, la que nunca termina, ni falla, y en todo el tiempo es agradable y beneficiosa es la amistad con Dios. El mejor amigo que alguien puede tener es a Jesús. Con Jesús puedes hablar, llorar y reír; Él siempre te escuchará, te enjugará y te entenderá. Esta amistad con Dios es la que debemos cultivar, alimentar, promover, vivir y enseñar.

Del Servicio a la Gloria

Dr.   Luis Gomez

Fil. 2: 5-11, Mt. 20:26-27

Introductión

Ejercicio de prioridades: ¿Qué es más importante?

Alimentación:     1) Desayunar       2) Almorzar       3)  Cenar

Carro:                 1)  El millas,         2) La marca       3) El color

Hábitos:              1) Comer             2) Caminar        3) Dormir

1) Estudiar 2) Comer          3) Orar

Varios                 1) Servicio            2) Salvación      3) Comunión

  •                        1) Cruz     2) Servicio        3) Trono
  •                        1) Glorificación  2) Humillación 3) Exaltación
  •                        1) Cambios   2) Entrega        3) Renuncia
  •                        1) Soldado   2) capitán         3) Presidente

 

Es la paradoja más gloriosa que ser humano ha visto, que Dios dejara su trono de gloria para estar en el lugar más bajo que ser humano pueda estar, la de un siervo (doulos). Dios dejó su trono de gloria y tomó forma de hombre para morir en la cruz, de Rey pasó a ser siervo.    Sin embargo, Isa. 53 dice que Dios lo levantó desde la condición de criminal-cadáver y lo coronó como  Rey, lleno de toda gloria.    En todo esto, está el gran reto, la gran enseñanza, y la mayor meta que un cristiano puede imponerse, vivir como siervo para alcanzar un puesto grande en la gloria.

  1. El costo de vivir como siervo: renuncia, despojo, cambio.

a. Renunciar a todo lo que no agrada a Dios.

 

Jesús para llegar a ser siervo tuvo que renunciar a todo (Fil. 2:5-8), y estuvo dispuesto aceptar el nuevo estilo de vida. Es el mismo Jesús dijo a todos: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame” (Mt.9:23, Mt. 10:38, Lc. 14:27, He. 13:13).

 

Mt. 20:26-27 “El que quiera ser grande, primero será vuestro servidor” (v.28)

Mt. 23:11  “El que es mayor de vosotros, sea vuestro servidor”

Mr. 9:35   “El que quiera ser primero, será el postrero de todos y el servidor de todos”

Mr. 10:43-45 “El que quiera hacerse grande entre vosotros, será vuestro siervo”

Lc. 22:26   “Sea el mayor entre vosotros como el joven y el que dirige como el que sirve”

Lc. 18:22-25 “Vende todo lo que tienes y dalo a los pobres”

Lc. 9:62     “Si me amáis, guardad mis mandamientos”

Jn. 12:26   “Si alguno me sirve, sígame, y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor, Si alguno

me sirviere, mi Padre lo honrará”

b. Con humildad y obediencia.

Ser como Jesús significa tener un espíritu, vocación y determinación de aprender de Jesús  y adquirir con urgencia el estilo de vida de un siervo a todo sentido.   Para vivir como un siervo se necesita de humildad y obediencia. Humildad para despojarse de lo que no agrada a Dios y obediencia para hacer todo lo que agrada a Dios sin importar el costo y sin cuestionar la orden.

c. Entrega total.

 

San Pablo, después de aprender de Jesús, del Sanedrín vino a ser  siervo de Jesús, del caballo al piso, donde decidió renunció a todo con tal de vivir como Jesús vivió. Él mismo nos dice que es necesario despojarnos de todo lo malo, renunciar al estilo de vida de la carne y entregarse, consagrarse a vivir como Jesús lo hizo (Ef. 4:22-24).   Pero también, lo dice en (Ro. 12:1-2), por ser nuevas criaturas (2 Co. 5:17).    Lo que se necesita tener es disposición para servir lo cual viene por estar consagrado a Dios y vivir como un siervo, un dulos de Jesús.

            Aplicación: ¿Ser siervo de Jesús es todo un privilegio y  es la oportunidad de vivir como Jesús vivió?  Piensa por un momento en las cosas que Jesús renuncio con tal de ser un siervo, y sobre las cosas que nosotros debemos dejar para ser ejemplo como Jesús.  Para algunos es mucho, para otros es poco.  ¿Hay algo  a lo que debes  renunciar o dejar hoy?

 

  1. La actitud de vivir como siervo: gratitud, gozo y responsabilidad. (Fil. 2:5)

 

a. Es un asunto de la mente.

 

Para ser un auténtico siervo se debe pensar como siervo.  Dios está más interesado en el porqué hacemos las cosas y no tanto en lo que hacemos.  El siervo piensa más en los demás antes que en sí mismo. Está interesado en el bienestar de los demás antes que el suyo.  Jesús se despojó  a mismo (sus intereses) al tomar forma de siervo (Fil. 2:5-8).  El siervo piensa en las cosas de su amo, como un mayordomo y no como dueño.

b. Es un asunto de decisión.

 

Al contemplar el ejemplo de Jesús, el ejemplo de Pablo quienes dejaron todo, más eso no quito de sus vidas el espíritu de gratitud, gozo y responsabilidad.    Nos corresponde servir al Señor con gratitud, gozo y con responsabilidad.   “Hacedlo todo para la gloria a Dios” “Hacedlo todo con acción de gracia”.  ¿Qué le parece el siervo que todo el tiempo mantiene una actitud de gratitud y gozo?

La acción de rendir  y presentar la vida como ofrenda a Dios, la primera tiene que ver con la actitud y la segunda con una decisión.    No es cuando tú lo deseas, pues es una decisión que se ha de tomar.  Cuando servimos a Dios  hemos de hacerlo con placer, alegría, agradecimiento y con fidelidad.   Servir con responsabilidad significa hacerlo con fidelidad (1 Co. 4:1-2). 

           Aplicación:   Mi hermano, ¿Sirves a Dios con gratitud y gozo o lo haces porque te toca, porque no hay quien lo haga, o lo haces con la mirada puesta en el poder, o el premio? ¿Cómo es servir a Dios con gratitud y gozo? La Biblia dice, “hacedlo todo para honrar a Dios”.   Cuando lo haces por gratitud y con gozo te resultará en satisfacción y recompensa.

 

  1. La recompensa de vivir como siervo: satisfacción y gloria. (Mt.20:26-27)

 

a. Jesús cambio la perspectiva humana sobre el servicio.   

    Jesús cambio la perspectiva humana sobre el servicio donde “el menor sirve al mayor”. Él mismo modelo esta nueva perspectiva, porque siendo mayor sirvió a los menores (Mr. 10:42-43; Lc. 22:27). Jesús nos desafía a tomar una decisión sobre el servicio, servir bajo esta perspectiva, porque al final, se está sirviendo a Dios quien nos dice en lo poco fuiste fiel y en lo mucho te pondré pues no hacemos más de lo que se nos ha ordenado hacer por mucho que hagamos.

b. El mejor premio al servicio es la satisfacción de haber servido.

Recuerde las últimas palabras de Jesús al estar en la cruz,  “Consumado es” mismas que expresan el grado de satisfacción por haber completado lo que su  Padre le mando hacer, el vino a servir, a vivir como un siervo y no a ser servido.   Sentir satisfacción en el servicio que se hace no significa que no haya sufrimiento, dolor, dificultades, rechazo, crítica, soledad, y abandono, claro que sí.   No obstante, la satisfacción es el contentamiento que se disfruta por saber que se hace lo que es correcto.

Mt. 20:26-27 “El que quiera ser grande, primero será vuestro servidor” (v.28)

Jn. 12:26   “Si alguno me sirve, sígame, y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor, Si alguno

me sirviere, mi Padre lo honrará

Jesús después de haber vivido como siervo, al estar en la cruz demostró el máximo  significado de servir, dar la vida por los demás. Jesús  renunció a todo, entregó todo, y con responsabilidad sirvió con gozo y gratitud.   El premio a su obediencia y fidelidad fue que Dios lo coronó de gloria, y lo puso como Señor y Rey sobre todo (Fil. 2:8-10).

 

Ilustración sobre la recompensa por servir:

Conclusión

Jesús siendo Dios renunció a todo y decidió tomar forma de hombre y vivir como  siervo, obedeció a Dios hasta morir en la cruz.  Murió por voluntad propia, lo hizo con gozo, alegría y responsabilidad. Su motivación siempre tener la satisfacción y la gloria de Dios como recompensa.

Cuando usted sirve a Dios, y sabe que está haciendo lo que él le ha ordenado hacer, aunque sea difícil, lo hará con gozo, placer, seguridad y paz. La invitación es a que nos convirtamos en auténticos, honestos y sinceros siervos de Dios para que con humildad y obediencia realicemos el ministerio encomendado por Dios sabiendo que de él viene la recompensa.

Jn. 12:26   “Si alguno me sirve, sígame, y donde yo estuviere, allí también

estará mi servidor, Si alguno me sirviere, mi Padre lo honrará

 

Valora y honra el matrimonio (Hebreos 13:4)

Dr. Luis Gomez

Las exhortaciones anteriores tienen verbos en el modo imperativo, son órdenes, se deben obedecer. Sin embargo, después de leer y analizar la primera oración del v. 4 “Honroso sea en todos el matrimonio”, aparentemente no hay verbo en forma de imperativo, pero si no se traduce en sentido imperativo, ¿Cuál es la impresión que se daría al texto al unir las dos oraciones que contiene?

En fin, ¿cuál es la fuerza de la exhortación imperativa en este texto? El texto tiene dos oraciones, la primera dice que “en todos honroso sea el matrimonio”. Los sinónimos de la palabra “honroso” noble, preciado, estimable, singular, señalado, honorífico, digno, respetable, honorable, el texto dice “en todos” “el matrimonio”. La conclusión a priori es que es obligación de todos los seres humanos, cristianos o no cristianos, honrar, valorar, estimar, respetar el matrimonio como la perfecta y santa institución creada por Dios ante la cual se debe ser leal, fiel en todo sentido, en todos los aspectos, en todas las áreas.

Posiciones al respeto:

1) Que el matrimonio debe ser puro en todos los aspectos.

2) Que el matrimonio debe ser puro, santo y limpio en lo referente a las relaciones sexuales.

3) Que todos los seres humanos es obligación valorar, respetar, honrar el matrimonio y vivir con fidelidad, lealtad a todos los aspectos.

Es probable que en ese contexto, circularan algunas enseñanzas adversas a lo que la Biblia enseña. Por un lado algunos estaban considerado el matrimonio no como la mejor opción al compararlo con el celibato (algo superior) (I Co. 7:38, I Ti. 4:3). Por otro lado, al vivir en uniones libres fuera del matrimonio. Al considerar el celibato (enseñanza del ascetismo donde la carne es mala, pecaminosa, se debe negarse a esos deseos) como superior al matrimonio conduce al final de la humanidad de manera prematura. Al considerar las uniones sexuales fuera del matrimonio, la Biblia lo llama fornicación y adulterio.

La segunda parte del texto “y el lecho sin mancilla”. El término “sin mancilla” en Mateo 25:44-45 describe la pureza sexual de Jesús, nuestro sumo sacerdote. Se usaba en la Septuaginta para referirse al adulterio. El “lecho” se traduce como cama, pero la palabra que aparece en el griego es “coito” refiriéndose a la “al acto sexual” que al unirle “sin mancilla” se traducirse, “sin pecado”, que no solo se refiere a fornicación (relación sexual entre dos personas no casadas”, adulterio (relaciones sexuales entre personas, uno o ambos de los cuales están casadas con otra persona), sino que en en el NT tiene connotaciones más amplias de inmoralidad sexual de cualquiera clase. Recibimos la palaba española “pornografía” de este término griego.

La tercera parte del v. 4 “juzgará Dios”. La sexualidad humana inapropiada Dios la juzgará (Ro. 1:24-32; Gá. 5:19-21; Ef. 4:19; Col. 3:5; Ap. 21:8;22:15). La iglesia primitiva tuvo que enfrentar la inmoralidad en la vida de los creyentes y procurar establecer principios para guiarlos: (1) deben arrepentirse;(2) otros creyentes han de ayudarles ( Gá. 6:1; Stg. 5:16, 19-20); y (3) los creyentes no deben ser amigos “íntimos” con creyente sin moral ( I Co. 5:9-13). El testimonio cristiano de moralidad, matrimonios sólidos, hospitalidad y amor fraternal son tan cruciales hoy en día como lo fueron en el primer siglo.

Cuando se valora el matrimonio por lo que es delante de Dios y la sociedad, entonces se tendrá que poner mucha atención a la relación sexual íntima como matrimonio, y considerar que jamás se debe ir a la cama de pecado. En otras palabras, cuando uno valora al cónyuge como la persona única que Dios le ha dado. Sentirá temor de estar en una cama “lecho” de pecado, en un coito ajeno, o irse a la cama con quien no es su cónyuge, ni en pensamiento menos en hecho.

Resumen: Es por el temor hacia Dios y por el valor que se tiene hacia el matrimonio, todo cristiano decide honrar o valorar el matrimonio en todos los sentidos….