Tu puede ser un seguidor de Jesús

Dr. Luis A Gómez Chávez

¿Quién ha dicho que ser un verdadero cristiano así como fueron llamados los apóstoles por primera vez en Hechos 11:26 es cosa fácil? De ninguna manera, hay un alto costo que pagar. Claro está que en este siglo XXI, el siglo del postmodernismo que va tras el transmodernismo, hay muchos movimientos religiosos que promocionan el evangelio de una manera tal que todo mundo puede llegar a ser evangélico sin tener que dejar nada de lo que hay en el mundo. Hay un libertinaje que ser cristiano en esos diferentes movimientos es cosa muy fácil pues no hay restricciones, no hay un costo que pagar, y por último no tienen la responsabilidad de ser ejemplo o testimonio delante del mundo como la sal y la luz.

Según Lucas 14:25, una gran multitud iba tras de Jesús, pero no todos estaban dispuestos a ir en pos de Jesús para ser verdaderos seguidores de Jesús, auténticos cristianos. El verdadero seguidor de Jesús es quien ha dejado de ser un cristiano común y corriente o light para convertirse en un matete (discípulo), en un doulos (siervo), en un oikonomo (mayordomo o administrador). En las tres funciones se requiere fidelidad absoluta (1 Co. 4:1-2), lealtad absoluta (2 Ti. 2:2), y entrega absoluta (Luc. 14:26). Cuando un cristiano entiende que Jesús no lo ha salvado solo para ser su hijo, sino para que sea su discípulo estará dispuesto a no solo a escuchar su palabra sino a obedecerla y una vez la obedezca arderá su corazón por compartirla.

Es mejor ir en pos de Jesús en vez de ir tras de Jesús. La gran multitud en ese tiempo por lo general, y aun en este tiempo asisten a los estadios, a los templos, a las campañas, y muchos otros lugares por algún interés personal, y eso es ir tras de Jesús. Si observa las grandes multitudes que iban tras de Jesús era por alguna necesidad de comida, de sanidad, de palabras, de consuelo, etc. Al leer Lc. 9:23 dice: “Si alguno quiere venir en pos de mí…” indica que no es fácil, no es de todos, hay restricciones, condiciones, un precio a pagar, algo se ha de hacer. Eso es exactamente lo que Jesús está tratando de enseñar que solo aquel que está dispuesto a poner a Jesús como prioridad aun sobre su propia vida, su familia, y todo lo demás, no puede seguir a Jesús. Es una negación del yo, de mis intereses, de mis deseos, de mis sueños que no se ajustan al propósito de Dios, e ir en una actitud de siervo, obediente haciendo cada cosa que Jesús ordene.

Esta es la pregunta que hice a los pre jóvenes el domingo pasado para iniciar la clase, ¿Qué es lo que Jesús les dijo a los discípulos que debían hacer como prioridad? Después que dieron sus respuestas, dije, ¿Qué es lo que Jesús dijo a la iglesia que debía de hacer como prioridad? Ambas respuestas es la misma, “hacer discípulos o seguidores genuinos de Jesús”. No hay manera más eficaz para impactar al mundo, que a través de hacer discípulos a todo aquel que recibe a Jesús como su Salvador. El mundo no será impactado solo porque asista fielmente a los cultos el día domingo, mientras toda la semana la dedica para la carne. Jamás el mundo querrá imitarnos aunque digamos que somos cristianos pero que con el testimonio echamos todo por la borda. Dios busca no fieles asistentes, Dios busca verdaderos seguidores, dispuestos a ser ejemplos de amor, fidelidad, santidad y siervos fieles como Jesús nos lo enseñó al ser y hacer nuevos discípulos de Jesús todos los días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s