La dirección actual de Dios

Dr. Luis Gómez Chávez

David Yongi Cho hace más de 20 años para responder la pregunta ¿Cuál es la dirección de Dios? buscó en la Biblia y primero le preguntó a Adán sobre la dirección de Dios quien le dijo que después de haberlo sacado del Edén ya no lo volví a ver. En seguida preguntó a Moisés quien le dijo que lo vio en el desierto, tanto en la nube como en el tabernáculo, pero después ya no supo de él. Cho decidió preguntarle al rey Salomón quien le dijo que siempre lo encontraba en el Templo, pero al ser destruido por los babilónicos no se que se hizo. Luego le preguntó a Juan el Bautista por la dirección de Dios quien a su vez le dijo, “he aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo”. Eso lo dirigió a Jesús mismo a quien le preguntó: ¿Dónde vive Dios?, Jesús le dijo que cuando él muriera, él enviaría Otro Consolador, el Espíritu Santo, quien morará para siempre en el corazón de todo el que crea en Jesús.

Si le preguntas a un niño sobre la dirección de Dios, de inmediato y sin reparos te dirá que está en el cielo. Más ahora, si preguntas a un estudioso en teología después de conocer la historia de Jonás te dirá que está en todo lugar porque él es Omnipresente. Pero si le preguntas a un ateo, te negará todo. Entonces, ¿Cuál es la dirección de Dios? ¿Cuál es el lugar favorito de Dios? Las preguntas parecen ser tan sencillas que cualquier persona podría responder. No obstante, hay respuestas que pueden estar entretejidas con razonamientos profundos vinculadas con la misma Teología Propia. Dios no puede ser limitado a una definición, a un razonamiento, a un concepto, Dios es más que ello. Tratar de responder a la pregunta sobre donde vive Dios no siempre es fácil y aceptable por todas las personas.

Ahora bien, con esto solo deseo crear curiosidad y reflexión. Si Dios está en el cielo, está demasiado lejos y es inalcanzable. ¿Cuántos kilómetros o millas hay desde la tierra hasta el tercer cielo donde la Biblia dice que está el trono de Dios? Por otro lado, la misma Biblia dice que él está cercano, porque no solo es trascendente sino inmanente, puede estar en el cielo y en la tierra al mismo tiempo. Es más, acá está lo más increíble, pero cierto, lo más bello y grandioso, él no solo puede estar en el cielo y en la tierra al mismo tiempo sino que la Biblia dice que él mora, vive, habita en el corazón de todos y cada uno de los que ya le hemos creído y recibido en el corazón como nuestro Salvador y Señor. ¿No es esto, totalmente maravilloso?

Sin embargo, me encanta hacer esta declaración. Con todo, que él vive en el cielo, en la tierra y en todo lugar, para él y para bien de nosotros sus hijos, él mejor lugar, el mejor templo, la mejor casa, el mejor altar en el que él desea estar es en el corazón de sus hijos. Sí Señor, es el más grande anhelo de Dios, morar en el corazón de cada ser humano y ser adorado, glorificado, amado y obedecido desde ese mismo altar. Esto es lo hermoso de Dios, que controla todo porque es soberano, gobierna todo porque es Omnipotente, y puede estar en todos porque es Omnipresente, pero desea estar en todo corazón porque él es amor. Tener a Dios como huésped en nuestro corazón no solo es un privilegio inigualable sino una gran responsabilidad. Cada hijo de Dios es responsable de tener el corazón limpio, ordenado, disciplinado, obediente, y dispuesto a vivir solo para honrarlo, adorarlo, obedecerlo y representarlo en todo lugar y en todo momento. Mi pregunta final es, ¿es tu corazón el altar favorito de Dios?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s