Cuando aun somos indómitos

Día 265, Lectura de la Biblia en un año, Oseas 4-6

Dr. Gomez Chavez

Esta palabra la he escuchado muy poco y es probable que usted también. En mi pueblo natal se usaba otra palabra para referirse exclusivamente a los animales. Cuando un animal no había sido “amansado” aun era indómito, porque no había sido dominado, controlado o amansado. Suena normal cuando uno se está refiriendo a un caballo, a una mula, a un burrito, a un macho, pero cuando lo usamos para las personas, suena pesado. Sin embargo, Dios usando al salmista dice en una ocasión “No sea como el caballo y el mulo sin entendimiento” (Salmo 32:9). Se está refiriendo en este caso a las personas que actúan sin entendimiento, necios en su forma de actuar porque saben las cosas pero no las obedecen, no se dejan controla, guiar, e instruir por la Palabra.

Hace unos 15 años escuche una predicación de un reconocido siervo de Dios que fue el primer misionero salvadoreño enviado por la MCA a España, mi querido y respetado Daniel Figueroa. Fue él quien usa esta frase de manera directa, que muchos cristianos parecían “novillos indomable o indómitos” ilustrándolo con su propio cuerpo al tirar sus pies hacia atrás como cuando los novillos por su enojo raspan el piso con sus patas tirándolas atrás. Don Daniel querida decir, que hay cristianos que parecen novillos incontrolables, berrinchudos, enojados, “bravos” que no se dejan controlar, guiar, ni amansar.

Un experto en amansar solo se toma unos cuantos meses para amansar a un novillo, a un caballo, macho, mulo, asno. Requiere mucho trabajo, coraje y disposición a ser arrastrado y golpeado unas cuantas veces en el proceso. Pero una vez lo logra, el animal hace lo que el domador le dice. Ahora piense en lo que está tratando de decir Oseas cuando escribe contra el pueblo de Israel y dice: “porque como novilla indómita se aparto Israel” 4:16. ¿No cree que es una frase corta pero muy descriptible? Si, acá está diciendo que el pueblo de Israel, es como uno de esto animales, creo que los animales podrían ser perdonados pues no poseen las virtudes y las capacidades de los humanos. Con todo, con estos animales es comparado el pueblo de Israel, ¿trágico no? pero es real.

Israel sabedor, conocedor de la obra de Dios, con todo decide hacer lo opuesto, desobedecer. Esto parece capricho, rebeldía, testarudez de parte de Israel ante lo que Dios le manda hacer y vivir. Cuando uno persona sabe hacer lo bueno, sabe que es lo bueno, conoce el camino hacia lo bueno, y tiene todos los recursos para hacerlo pero simplemente decide no hacerlo, eso se llama tener una actitud indómita, no amansada, rebelde, berrinchuda, y desobediente, perores que el comportamiento de un animal. Lo triste, doloroso y decepcionante es que esto no solo se ve en el pueblo de Israel, en las personas sin Cristo, sino que esta clase de actitud, conducta y comportamiento lo observamos en los cristianos dentro de las iglesias. Aun más triste, lamentable y decepcionante es que no solo se ve en cristianos recién convertidos, esto de ser rebeldes, indómitos, caprichosos, berrinchudos, sin disposición a obedecer, esto se ve en cristiano viejos de estar en las iglesias, en lideres viejos de estar en las iglesias pero que aun no han permitido que el Espíritu Santo, la Biblia los amanse, los domine, con guie, los controle.

Es por eso que Oseas dice en el capitulo 6:1 “Venid y volvamos a Jehová; porque el arrebató y nos curará; hirió y nos vendará”. Esto es el deseo de Dios, no se da por vencido, aun cuando no somos obedientes, él nos busca, nos llama y nos espera para que volvamos a él, y con amor eterno, con sus brazos llenos de amor, nos recibe. Lo mejor es obedecer y no ser rebeldes al deseo de Dios. Porque cuando somos indómitos, nos exponemos a que Dios, siendo que ya somos sus hijos, él nos puede traer a la fuerza a su redil.

Esto es un llamado de atención y de urgencia para nosotros, para buscar a los perdidos para que nos sean condenados y a los hijos de Dios que no se dejan dominar, para que cedan y se vuelvan a Dios como mansas palomas y se dejen controlar por el Espíritu pues de lo contrario, Dios los puede traer a la fuerza a su casa. NO esperes que Dios actúe a su manera, porque horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo. Ya no sean como un novillo indómito, se como un siervo obediente, humilde y manso.

Anuncios

2 pensamientos en “Cuando aun somos indómitos

  1. muy cierto estoy pasando por un momento en donde me encuentro como animal indómito con Dios y a la vez viendo cosas en la iglesia que no se que pensar si seguir congregandome o no, todo cambio mucho y eso me hacen dudar . oh Dios esto si que esta difícil. para donde tengo que ir no se, estoy perdido como turco en la neblina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s