Cambia tu forma de pensar

Día 142, Lectura de la Biblia en un año, Job 1-3

Dr. Luis Gomez Chavez

Son solo dos veces en la Biblia donde Satanás entra a la presencia de Dios para acusar a los hijos de Dios y están en Job 1,2. Lo hace porque la forma de pensar de Satanás es muy diferente a la forma de pensar de Dios y la forma de pensar de nosotros sus hijos ha de ser diferente a la forma de pensar de Satanás. La perspectiva que tiene Satanás sobre la vida, sobre la fidelidad, y sobre la lealtad de las personas hacia Dios es muy diferente a lo que Dios define como lealtad.

Conozca a Job, su vida y su familia. En el capitulo uno Dios dice que Job era un varón perfecto, temeroso y apartado del mal. Era un padre de familia que velaba por la vida espiritual de sus hijos como un verdadero sacerdote. Además, era uno de los hombres más ricos de toda esa tierra. ¿Qué le hacía falta a Job para vivir bien? Era gran amigo de Dios, era reconocido por todos, y sus hijos lo tenían en gran estima. Solo había alguien que no lo tragaba, y era Satanás quien la agarro contra Job, al acusarlo delante de Dios.

Todo ser humano está expuesto al sufrimiento a partir del pecado de Adán y Eva porque a todos se nos imputó la naturaleza pecaminosa, y por ende, todos sufrimos. En parte es una pronunciada maldición del huerto (Ge. 3:17-20), Por cuanto desobedeciste, maldita será toda la tierra y con dolor comerás todos los días de tu vida.

Hay personas que creen que el sufrimiento siempre es resultado del pecado. Esto no es totalmente cierto, aunque sí se sabe que la paga del pecado es sufrimiento no solo temporal sino eterno y no solo interno sino externo, mediato e inmediato. No es imparcial sino universal. De manera que nadie, ni aun el justo, aunque sea bueno, recto está libre del sufrimiento. Es más, la Biblia dice que felices los que sufren por causa de Cristo. Por otro lado, Jesús nos dejó el más alto ejemplo de sufrimiento y en el caso de él no fue por su pecado sino por los nuestros.

Recuerde que Dios no contesta la pregunta, pero Job aprendió a no preocuparse por el porqué, ya que ha conocido a Dios y ha entendido que Dios es su porción suficiente y que teniéndolo a él está completo. Ha entendido que Dios es soberano y suficiente para controlar todo. Solo queda confiar en él. Al final la pregunta de Job es para qué, cual es el propósito de toda la prueba que le ha venido.

Vida ejemplar o carácter de Job (1:1-5). Dios tomó como modelo de lealtad a Job para demostrar a Satanás que la lealtad del hombre que teme a Dios no depende de lo que tengan o de lo que Dios les da, sino de la relación personal con él. Ante ello, Satanás promueve un concepto inadecuado sobre la lealtad o la justicia. Estos dos conceptos venidos de los dos seres más fuerte, Dios y Satanás dan inicio al conflicto celestial.

¿Cómo era, vivía y tenía Job en el momento de ser tomado como modelo de lealtad? En carácter (1:1) era recto, perfecto, temeroso y apartado del mal. Uz era un pequeño poblado al sur de Palestina, cerca de Madián donde vivió Moisés. Job era conocido por su vida ejemplar. Recto porque reconocía la autoridad de Dios y se esforzaba por agradarlo. Perfecto en el sentido que no tenía nadie que lo señalara, era íntegro e irreprensible en su relación con Dios y en su relación con el prójimo. Temeroso y apartado del mal ya que andaba diariamente en comunión con Dios. Dios lo llama justo y es porque era justo.

Unido a su carácter, estaba la gran prosperidad y la gran familia que tenía (1:2-5). Un resultado de la fidelidad a Dios es los bienes materiales. La obediencia resulta en bendición y esta se extiende hasta su familia. Su riqueza era mayor que todos los de su región. Sin embargo era rico espiritualmente. ¿Qué tenía materialmente? La riqueza no lo hacía olvidar su papel sacerdotal como padre de familia. Su familia estaba unida, había compañerismo, amistad, buena relación. Job como sacerdote rogaba a Dios por su familia. Era padre ejemplar, buen hijo de Dios, hombre modelo y siervo de Dios.

Sin embargo, el concepto incorrecto de Satanás sobre la “lealtad” “sufrimiento” “pecado” “Dios” entra en escena (1:6-11). “Satanás creía que Job era perfecto, recto, temeroso de Dios y apartado del mal porque (le conviene) Dios le ha dado todo lo que necesita y desea. Por eso es fiel porque tiene todo, pero una vez Dios se lo quite, entonces será infiel y desleal a Dios”. La teología de Satanás es incorrecta. Sobre la lealtad, “alguien es leal mientras tiene todo”. Sobre el sufrimiento, es el medio para ser infiel a Dios. Sobre el pecado, siempre produce sufrimiento. Sobre Dios, él soborna para que las personas sean fieles, les da todo.

Esta es la manera de pensar de Satanás y que algunas veces ha llegado a ser la forma nuestra de pensar también. Una manera muy humana, y muy diferente a la de Dios y la de la Biblia. Algunas veces se da, el hecho de que hay personas que solo son fieles a Dios mientras Dios los bendice, los prospera, pero cuando no los prospera, se olvidan de Dios, esta es una manera humana y carnal de proceder. Mis queridos hermanos, debemos ser fieles a Dios en todo tiempo, en medio de toda circunstancia, porque Dios nunca nos falla, él siempre vela por nosotros y busca el bien de nosotros. Por favor, piense como Dios piensa, y será fiel y leal e invencible como lo es nuestro Dios.

Anuncios

La fe cristiana requiere entrega y agallas.

Día 141, Lectura de la Biblia en un año, Ester 8-10

Dr. Luis Gomez Chavez

Amán rogó a Ester por su vida, pero el rey Asuero no lo perdonó por lo que hizo y lo consignó a la horca. Se recuerda que Amán había preparado la horca para Mardoqueo. Aquí se cumple la palabra, que todo lo que el hombre siembra eso cosecha.

Deténgase para confirmar el valor, amor e identidad y compromiso de Ester con su pueblo y la misión. Ester recibe la casa de Amán y Mardoqueo el puesto de Amán (v.1-2). Dios premia a estas dos personas por su lealtad a la fe, al temor y reverenciar el nombre de Dios. Aprovechando su posición intercede por su pueblo judío para evitar su destrucción. A pesar de que el enemigo impulsor de que todos los judíos murieran ya había muerto, el edicto real estaba en vigencia y la única manera de evitarla era que el rey decretara lo opuesto porque nada podía anular un decreto real. Es Dios quien permite todo esto con Ester y Mardoqueo para evitar que los judíos, su pueblo perecieran y su plan fuese estorbado.

¿Qué hace Ester 8:3, 5,6? Observe el poder de la palabra escrita por un rey y la condescendencia del mismo (8:7, 8, 10,11). Así fue como el decreto real de destruir a todos los judíos fue abolido con otro decreto donde decía que los judíos estaban libres y que fueran tratados muy bien por todos, y que podían regresar (v.10-15). Así fue como los judíos no murieron, tuvieron luz y alegría. Todo porque Dios estaba trabajando en silencio, pero en control de toda la historia y la vida de su pueblo que aun permanecía lejos de su tierra, bajo el imperio Medo Persa.

La participación de Dios en defensa de su pueblo (9:16-10:3) Esta parte del libro es increíble. No hay mención de Dios pero su accionar es indiscutible. Nadie podía cambiar ni la historia, y ni el destino de Ester, Mardoqueo, Amán, y de todo el pueblo judío, sino solo Dios. Él trabaja a nuestro favor todo el tiempo, no lo vez, no lo sientes, pero ahí está, y siempre está trabajando. Nuestra fe debe ser real, activa, de mucha entrega y demostrarla con agallas y valor. En esta parte, trate de analizar sobre la actitud de los siguientes personajes… Primero sobre la actitud del rey 8:11,9:1-2, 12,14. Segundo sobre la actitud de Mardoqueo 9:4, 20-21. Tercero sobre la actitud de los judíos 9:5-7, 16,18. Cuarto sobre la actitud de Ester 9:13.

¿Qué opina la manera como son tratados los enemigos de los judíos bajo la perspectiva del Nuevo Testamento? No podremos entender el proceder de cada grupo si no lo hacemos bajo la perspectiva de la dispensación de la ley del Antiguo Testamento, donde se aplica la ley del talión, “ojo por ojo, diente por diente”. Causa de todo 9:24,25. El resultado lo encontramos en el 10:1-3. El pueblo judío fue liberado, reconocido y se le dio un lugar digno, Ester fue reconocida, Mardoqueo llego a ser segundo en el reino. Con todo, la actitud, el proceder de todos ya no es aplicable en la perspectiva del Nuevo Testamento, que es un dispensación diferente, donde Dios se revela de manera diferente y espera que el cristiano proceda con otra actitud, no de venganza.

Me gustaría que ya para terminar, lea las siguientes preguntas, y trata de contestarlas. Esta es una manera de contextualizar y aplicar el contenido del libro de Ester que fue revelado por Dios durante el imperio Medo Persa, entre los años 458 y 444 a.C. Si hoy nos encontráramos con una situación tal como la que vivió el pueblo judío, ¿cómo hubiéramos actuado, con misericordia, con perdón, con venganza, con justicia?

 ¿Qué significa actuar con misericordia en este caso?

 ¿Cómo perdonar a quienes han buscado el mal para mi vida, pero en este caso, porque no perdonar?

 ¿Es venganza lo que demuestra Ester, Mardoqueo y los judíos en contra los enemigos o solamente aplicación de la ley del talión?

 ¿Qué significa actuar con justicia ante la maldad de los demás?

Mis queridos hermanos, la fe requiere carácter, agallas y entrega. Ester demostró tener todo esto. Mardoqueo demostró tener todo esto. Pero la fe siempre ha de ir acompañada de misericordia, justicia y perdón. Hoy ya no podemos vengarnos, porque de eso se encarga Dios. Hoy debemos perdonarnos porque de eso se agrada a Dios. Y el perdón incluye todo, todo debemos perdonar, porque el amor es así. De esta manera se demuestra la fe, en que tenemos las agallas, el carácter y la firmeza de perdonar a los demás, no importa lo que nos hayan hecho. Perdone es un asunto de valor, de valientes que solo lo hacen los que aman y creen en Dios. Vamos, no te detengas, si hay necesidad de perdonar, perdona y no mires a quien, solo perdona y dormirás tranquilo.

Dios está buscando mujeres como Ester, de fe profunda, carácter firme, y entrega celosa por defender sus convicciones y lealtad a Dios. Dios también busca hombres como Mardoqueo, de calor, humildad, fe, lealtad, compromiso y amor por su nación y dispuesto a morir con tal de ser leal a su fe y a Dios.

Un encuentro de reconciliación

Dr. Luis Gomez Chavez

Pensado en el tema de la reconciliación, viene a mi mente algunos ejemplos en la Biblia. El primero, por ejemplo es el de Jacob y Esaú, otro más es el de José y sus hermanos. Cabe aclarar que no todos los encuentros terminan en un final feliz como es el caso de Jacob y Esaú sino que algunos terminan mal como fue el de Caín y Abel, y el de David y Saúl. Sin embargo, es importante reconocer que el mero hecho de que se encuentren dos personas que no han tenido buenas relaciones, personalmente lo considero como el primer paso para alcanzar la reconciliación.

Perdonar es tomar la responsabilidad del ofensor para liberarlo de la pena, vergüenza, dolor, tristeza, abandono, y del castigo que lo atormenta. En este caso, el ofendido (siguiendo el ejemplo de Dios) que acepta perdonar al ofensor es consciente que lo está eximiendo de culpa. Sin embargo, una cosa es el perdón, decisión de sembrar la planta del perdón que no es por deseo, sentimiento, sino por obediencia a Dios. Otra cosa es la reconciliación, que puede tomarse mucho tiempo, es el proceso de cuidar, regar, proteger, abonar y limpiar la planta hasta que de fruto.

Ha de considerarse seriamente que aunque ya ha habido perdón, durante el proceso de reconciliación, se experimentara desaires, desánimos, desprecios, vergüenzas, lo cual ha de verse como parte de la consecuencia por el pecado mas no como el modus vivendus. No olvidemos que reconstruir una relación, una amistad y una confianza traicionada, ofendida, y dañada, toma mucho tiempo y está supeditada al esfuerzo de ambas partes. Dios ya perdono, ambos se perdonaron, ahora necesitan reconciliarse hasta que de fruto. El primer beneficio por perdonar es la reconciliación con Dios que restaura la paz, tranquilidad, libertad, armonía, alegría y el gozo de vivir. Pero el segundo beneficio del perdón es la reconciliación con la persona ofendida u ofensor, lo cual da libertad, tranquilidad y autoridad moral.

Lo que paso con José y sus hermanos y con Esaú y Jacob, es que tuvieron un encuentro de perdón. Encuentros que Dios espera de nosotros porque estos engalanan al evangelio, fortalece nuestra predica, y glorifica a Dios. Por un momento, trate de imaginarse la escena del encuentro de José y sus hermanos. Piense en la expectación de José, el ofendido, más que la de sus hermanos, los ofensores. Lo que a José le hicieron sus hermanos fue algo criminal, y no solo eso, sino que mintieron al padre y luego vivieron como que si nada, sin tomar en cuenta que de Dios nadie se burla.

Se desarrollan dos historias paralelas, una de fondo, la historia de los hermanos y la otra en la pantalla gigante, la de José. Dios era el director y productor de esta historia de perdón. Es lindo, y emocionante ver los detalles que en la preparación y en el momento del encuentro. Es un torrente de emociones, pero al mismo tiempo surge la duda, temor y la desconfianza por lo que pasaba, a pesar del perdón sincero que su hermano les concedió.

Por otro lado está el encuentro de Jacob con Esaú. La enemistad entre estos dos hermanos era abismal, hasta la muerte. La causa fue el cambio de la primogenitura, la bendición paternal. Los culpables en parte, los padres, pues ambos estaban actuando incorrectamente al hacer favoritismo. La madre influenció tanto en Jacob que lo llevo a engañar, robar y traicionar la amistad y la confianza de su hermano. Esaú, por su parte, favorecido por su padre Isaac y no muy amado por su madre, sin mucho valorar, vendió su primogenitura por un plato de lentejas y cuando reacciono por lo que había hecho, era demasiado tarde haciendo una interpretación humana del incidente que despertó en él un odio maligno hacia su hermano, quiera matarlo.

Lo que estas dos parejas hicieron fue encontrarse para perdonarse y lo lograron. Pero eso no es todo. La siguiente fase es la reconciliación. En la predicación de ayer acerca de los beneficios del perdón, remarque una gran verdad ilustrada en la parábola de la planta. El perdón es la decisión de obedecer a Dios, y es el trabajo que el Espíritu Santo hace en las dos partes hasta lograr que la planta sembrada comience a dar fruto. ¿Qué hacer para que la reconciliación sea una realidad? Nieder sugiere algunas cosas simples pero valiosas: enviar una carta, abrir la puerta para el amor, programar mas encuentros, buscar la perspectiva común de ambas partes, invitar a cenar, enviar una tarjeta, hágale saber que es valiosa (a) su relación.

La reconciliación requiere esfuerzo, esmero y disposición; virtudes comunes en los dos casos anteriores. Es dar sin esperar nada a cambio, cuidar, regar, proteger y esperar con paciencia que la planta no solo se desarrolle sino que dé frutos. No recordar los incidentes pasados para dañar, lastimar, ofender, o justificar, deje todo atrás. Pida perdón a Dios, pida perdón a quien haya ofendido, y deje que el Espíritu Santo ponga cada cosa en su lugar. La reconciliación es dulce, placentera, abundante y gozosa.

¿Hay alguien en su vida con quien no tiene buena relación? Primero, pida perdón a Dios, luego valla donde la persona y pida perdón. Este acto es lo que Dios espera de nosotros y es el comienzo del proceso de la reconciliación. Cuando todos en una iglesia practicamos el perdón, la armonía, la paz, el buen ambiente es promovido y las bendiciones del cielo comienzan a llegar.

La cosecha inicia cuando decida sembrar. Sembrar la planta del perdón es una decisión y la reconciliación se realiza en la medida que cuidamos la planta. ¡No espere mas, hágalo y vivirá mejor!

En vez de luchar contra Dios, cree en él

Día 140, Lectura de la Biblia en un año, Ester 3-7

Dr. Luis Gomez Chavez

Seguimos en la lectura de este fascinante libro inspirado por Dios. Ester y Mardoqueo son dos personas con profundas convicciones. Saben en quien han creído, y tienen la capacidad de enfrentar a los que luchan contra Dios, Aman. Un nuevo episodio comienza a partir de que Ester fue coronada reina. Un tal Aman, ostentaba tener un alto cargo en el reino de Asuero, hasta exigir veneración de parte de todos los súbditos. La convicción de Ester y de Mardoqueo está basada en la fe y buena relación que tienen con Dios (Ester 3-7). Si uno lee los cuatro capítulos de corrido podrá darse cuenta que salta de manera natural la participación de Dios, y la fresca dependencia y seguridad que tienen estas dos personas en su Dios.

Hay convicción al no arrodillarse ante Aman (3) ¿Qué es una convicción? Creencia personal sobre la que se basan ciertas acciones. Forman la base de nuestro estilo de vida. Leer 3:2, 3, 4, 5, 8, 9, 10,13. Amán no solo poseía un alto rango sino que era una persona de mucha confianza del rey Asuero. Después de leer estos versículos, ¿Cómo describe usted a Amán? ¿Cuál es la razón por la que aborrece a los judíos y quiere el exterminio de ellos, pero que la ha agarrado contra Mardoqueo? ¿De qué no se había dado cuenta Amán, lo cual lo llevara hasta la misma muerte? Amán estaba luchando contra Dios mismo, y luchar contra Dios es llevarla todas las de perder.

Puede usted observar la convicción, la seguridad y la certeza de Mardoque, lo cual no procedía de él sino de la íntima relación con Dios. Esta es una acción personal basada en una creencia espiritual o mejor dicho en una relación personal con Dios. Sabiendo las implicaciones por no obedecer, él decide no doblegarse ante un ser humano, enseñanza aprendida en el AT donde dice que no debemos arrodillarnos a otro que no sea Dios (Ex. 5, Det. 20). Algo asi vemos con los amigos de Daniel que basados en su convicción de lealtad a Dios, no se arrodillaron ante la estatua que no Nabucodonosor. Luchar en contra de todos teniendo a Dios de nuestro lado es llevarlas todas las de ganar.

Hay convicción, fe e identidad al ayunar (4-5). No hay convicción si no se tiene estrecha relación con Dios y la relación con Dios es por medio de la fe, que es creer, y el ayuno y que es humillarse, por la obediencia que es hacer lo que lee en la Biblia. La convicción da valor, identidad, seguridad (4:1-4) (5:1-2). Es valor y certeza (4:11,14) y mucha fe (4:16, 5:8,12). Amán logro conseguir el edicto del rey que decretaba que quien no adorara al dios de los medos y persas, moriría. La intención era perseguir a todos los judíos hasta exterminarlos, sin darse cuenta que los judíos no los podría vencer porque a Dios nadie lo puede derrotar.

Hay seguridad en Dios, interceden a El (6-7). Después de leer el 6:1-3, 4-10 y el 7:2-4 podemos encontrar varios principios que resaltan que Ester es una mujer de convicciones. Pero al mismo tiempo, manteniendo el dedo en el desarrollo del argumento sobre el plan de Amán, nos damos cuenta que el reverso del destino se dio para este hombre, porque es Dios quien controla la historia y no Amán. Una noche, el rey Asuero, no pudiendo dormir leyó el libro de las crónicas, y encontró que Mardoqueo evito que mataran al rey y no fue condecorado. Al mismo tiempo Ester pide al rey que celebre un Banquete, al cual invitaría a Amán, el enemigo de los judíos. El rey pregunta a Aman como debe ser condecorado el varón que libro de la muerte al rey, Aman está pensando en él, mas el rey en Mardoqueo. Mardoque fue condecorado por el rey y quien lo condecoro fue su archienemigo Amán, el que había preparado una horca para Mardoqueo. EN el banquete, la reina Ester pidió que castigara al traidor y enemigo Amán, y el rey lo mando ahorcar en la horca preparada para Mardoqueo.

¿Se da cuenta del final de quien intenta luchar contra Dios? En vez de luchar o pelear contra Dios, vengamos a él y agradezcámosle por todo lo que él es, lo que él hace, y lo que tiene planeado hacer. No se queje por lo que le pasa, no se enoje por lo que no tiene, no se aleje de Dios por lo que le está pasando. Sé que hay momentos de incertidumbre, de oscuridad, de soledad, y hasta de incredulidad, pero no deje que esos momentos destruyan sus convicciones, su buena relación con Dios, su dependencia y fe en Dios. Recuerde, en el momento que usted siente más lejos a Dios es cuando más cerca de usted está. Cuando todo este oscuro, se sienta solo, y hasta abandonado, allí en la oscuridad es Dios quien lo cuida, en la soledad es Dios quien lo apoya, y en el abandono es Dios quien no lo deja.

Por nada y por nadie deje de confiar en Dios, aunque todos los que le rodean estén en contra de usted, solo recuerde, que si es hijo de Dios, su Padre Celestial jamás lo dejará porque él es Dios. Amán se atrevió a luchar contra Dios y murió, Ester y Mardoqueo se atrevieron a mantener su fe en Dios ante la amenaza de la muerte y vivieron. Si confías en Dios, deja que él se encargará de ti y de los demás.

El trabajo silencioso de Dios

Día 139, Lectura de la Biblia en un año, Ester 1-2

Dr. Luis Gomez Chavez

Ester significa “estrella” y su nombre vino a ser de renombre por voluntad de Dios. Ester era desconocida, sin padres, sin meritos para ser tomada en cuenta en cosas reales. Sin embargo, Dios la levanta para cumplir su plan. La historia de Ester, su tío Mardoqueo, su enemigo Aman y el rey Asuero emerge de una manera más que extraña, providencial, Dios cumpliendo la promesa y su plan.

Cronológicamente, el libro de Ester esta cerca del libro de Job y único en toda la Biblia junto con Cantares que no menciona a Dios. De Ester no se menciona nada en el NT, sin embargo, es el libro donde más actúa Dios. Cada uno de los hechos que se narran en el libro, son atribuidos a Dios, ya que él actúa en medio de los hechos registrados.

El tiempo corresponde al del imperio Medo y Persa, el que destrono al babilónico (2:6), cuando el rey Belsasar cayó muerto por veredicto divino escrito en la pared. Asuero gobernaba desde la India hasta Etiopia. La capital del impero era Susa (2:5). Significa que Ester era de un pueblo minoritario, que en calidad de esclavos, eran sometidos a molestias. Así que Ester no es nada significante para la mirada y perspectiva humana del rey, más Dios la escogido para que sea su instrumento de proclama.

Estos son algunos hechos que describen la participación silenciosa de Dios. Salida de la reina Vasti, elección de la nueva reina, la intervención oportuna de Mardoqueo, la intriga de Amón, vindicación de Mardoqueo y la coronación de la reina.

Ester, una mujer de amor profundo hacia Dios, Israel y sí misma. Primero, observe el trabajo silencioso de Dios. Lo que abrió la puerta a Ester fue la salida de la Reina Vasti por no obedecer al Rey Asuero. Todo sucedió cuando el rey celebro un banquete de 187 días y la reina Vasti celebro un banquete solo para mujeres en los últimos siete días también. El rey y sus invitados, ya dominados por el vino, mando llamar a la reina para presentarla a los invitados, pues era muy bella, pero se negó a ir. ¿Qué significa lo que hizo la reina Vasti ante la orden del rey? ¿Qué hacer con ella v.15? El consejo de los allegados la sustitución inmediata y la selección de una sucesora.

Segundo, Dios apoya a Ester en la elección de Mss Persia. Se organizó todo el proceso de selección de las candidatas a ser reina de Persia. Observe que rompe con la costumbre de dinastía familiar. Los requisitos: Las candidatas deben ser ciudadanas persas. Aquí es donde nuevamente entendemos la participación silenciosa y sabia de Dios. Ester había nacido mientras estaban en cautiverio babilónico, por tanto nació en tierra persa, pero era judía. Otro requisito es que debían ser vírgenes (2:2). Un tercer requisito es que fueran hermosas (2:3). La virgen que agrade al rey será la que sustituirá a la reina Vasti (v.4).

El proceso de selección. Los padres de Ester murieron y su tío Mardoqueo la adopto como su hija (2:7), y era una chica hermosa figura y de buen parecer. Ester también fue llevada a la residencia real como candidata (2:8) y la doncella agrado al rey y la dejaron en la casa real como candidata (v.10). Debía pasar 12 meses como una doncella, digamos en la casa grande del concurso, preparándose, (v.12-14,16). ¿Dónde encontramos justificación que confirme que Ester era una mujer que amaba a Dios, a su pueblo y a si misma? Esto lo haremos leyendo algunos textos claves: esto es descubierto entre líneas (v.10, 11, 15,20). ¿Cómo demuestra Ester que ama a su pueblo y a Dios? ¿Cómo sabemos que Dios ama a su pueblo Israel?

Tercero, Dios hace que Ester, la mujer maravilla sea elegida como reina de Persia. Dios hizo que Ester encontrara gracia delante del rey para que este la escogiera como reina (v.17-18). El plan de Dios va mas allá de lo que nosotros alcanzamos a ver en el presente. La elección de Ester no sola mente es porque era bella, sino porque Dios la escogió como instrumento para cumplimiento de su plan y voluntad a favor de su pueblo. Una vez Ester ya es coronada como reina, viene el segundo paso del plan de Dios. Mardoqueo demuestra lealtad al palacio porque allí esta su hija como reina y debe cuidar al rey también (v.21-22).

Principios para aprender: 1. El origen no importa, el final es más importante que todo depende de que estemos en el plan de Dios. 2. La belleza y la virginidad son cosas que a Dios le agradan, pero más aun es la obediencia y la lealtad. Ester era leal a su tío, a su pueblo y a Dios. 3. El amor hacia sí misma esta en el anhelar lo más grande en las dimensiones de la obediencia, lealtad, pureza y santidad.

Se da cuenta mi querido hermano y amigo, Dios siempre está trabajando en cada uno de nosotros sus hijos. Su trabajo es silencioso, aunque no lo veas, aunque a veces no lo sientas, aunque a veces no creas que está ahí, no olvides, Dios siempre está trabajando en tu vida. Tiene un plan para tu vida, y no descansara hasta que lo haya terminado. A eso se refiere Filipenses 1:6 “Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la obra, la perfeccionara hasta el día de Jesucristo”. Dios sigue trabajando en ti, nunca deja de trabajar, todo lo que viene a tu vida es parte del trabajo que Dios está haciendo. Así como está trabajando en Ester, que aunque no vemos su nombre, ahí está cerquita Dios. Cuando más piensas que Dios te ha dejado es cuando más cerca esta de ti. Alaba a Dios por esto.

Santidad es más que un momento de entrega

Día 138, Lectura de la Biblia en un año, Nehemías 11-13

Dr. Luis Gomez Chavez

Es probable que para muchos cristianos, la santidad sea una palabra exclusiva de pocas personas, o es una simple palabra a la cual no se le ha puesto toda la atención. Sin embargo, la santidad significa tener una vida apartada de todas aquellas cosas que están en contra de Dios. La Biblia dice, sed santos en toda vuestra manera de vivir. Dios escogió al pueblo de Israel para que viviese en completa santidad, como su pueblo apartado, y a si dar a conocer a Dios. Esta clase de vida es de la cual el mundo está careciendo, esperando y necesitando. La iglesia debe esforzarse por vivir en santidad como un estilo de vida.

Los levitas y los sacerdotes les era menester mantenerse en vidas santas. Los hijos como el pueblo santo escogido por Dios, les era una clara obligación mantenerse apartados de todas las coas que están en contra del carácter de Dios quien es santo. Nehemías, Esdras y Zorobabel regresaron a Jerusalén como enviados del Dios santo para hacer una obra santa, la del templo, del muro y de la ciudad. Pero lo más importante era la reconstrucción del templo porque serviría para ofrecer adoración al Dios santo. Sin embargo, construir el templo, los muros, y la ciudad, y ofrecer adoración a Dios no es lo que nos hace santos ni es lo que más agrada a Dios ni lo que busca Dios.

Dios lo que busca es que cada uno tenga una vida santa. Una vida que obedece la Palabra, que vive la Palabra, practica la Palabra y comparte la Palabra. Dios desea recibir adoración, trabajo de construcción de personas que todos los días apartados del pecado. Cuando se está en buena relación con Dios el corazón se duele al hacer lo malo, se es capaz de renunciar y dejar todo hasta paqueo que nos parece difícil de dejar. Vivir vidas santas significa renunciar a lo malo y entregarnos al Dios santo.

Al terminar de leer el libro de Nehemías, en los últimos 3 capítulos contemplamos a un pueblo que por un tiempo de apartaron de Dios y vivían haciendo cosas desagradables a Dios. Pero Nehemías los confronto con la Palabra y el Espíritu los convenció de lo malo en que estaban. Conscientes de la voluntad de Dios y de la clase de vida que Dios espera de ellos, ofrecieron adoración a Dios en la dedicación de los muros, y se separaron de las relaciones incorrectas en que estaban.

Cuando se ama a Dios, se respeta a Dios, se tiene temor a Dios, se es capaz de renunciar a todo lo que está en contra de Dios. ¿Tiene algo en su vida que está en contra de Dios? ¿No cree que vale la pena renunciar a eso aunque le cueste, pero que es necesario hacerlo porque lo más importante es que Dios sea glorificado? Usted ganara mucho más de parte de Dios, si decide perder más de usted. Es necesario decrecer o perder nosotros para que Dios gane en nosotros. Esfuércese por vivir en santidad todos los días, en cada relación de su vida, en cada cosa que haga en su vida.

Santidad es mas que una palabra, es mas que un momento de entrega, santidad es un estilo de vida que se esfuerza todos los días por agradar a Dios.

Coherencia perfecta

Dr. Luis Alberto Gómez Chávez

Tres virtudes que deben marcar la identidad no solo de cada cristiano sino de toda la iglesia. Amor porque es la virtud más grande y más necesitaría para que Dios valorice lo que hacemos tanto a nivel personal como congregacional. Amor porque es la virtud que mas identifica a quien es nacido de Dios, pues Dios es amor en esencia y naturaleza. Amor porque es la virtud que permite que las relaciones fraternales, familiares y espirituales funcionen de tal manera que Dios es glorificado, el evangelio es dignificado, y la iglesia misma es engalanada. Finalmente, el amor es la virtud que aprovecha las virtudes de los demás, al pasar por alto las debilidades y los defectos.

Sin embargo, sin fe es imposible agradar a Dios. Piense un poquito, y responda con seguridad, ¿Qué es primero en un cristiano, la fe o el amor? ¿Qué llego primero a nuestro corazón el amor de Dios o la fe que viene de Dios que nos hace creer y amar a Dios? ¿Puede una persona amar a alguien a quien no conoce, y en quien no confía? El amor y la fe van juntos, ambos determinan si lo que sentimos, pensamos y hacemos es bueno, porque sin amor nada tiene valor, y sin la fe, nada agrada a Dios. Lo único, es que el amor siempre lo sentiremos y lo expresaremos por toda la eternidad hacia nuestro Dios, porque la fe es necesaria mientras Cristo no venga, después de el rapto, viviremos con Cristo en quien creemos y esperamos.

Lo otro que embellece a una iglesia y a un cristiano aparte de que ama como Cristo nos amo, y confía en Dios más que en otra cosa, el poder es la autoridad que Dios le da para hacer las cosas en una dimensión coherente. Poder es fuerza, dinamos, capacidad, habilidad, virtud sobrenatural que Dios le ha dado, para dar a conocer a Dios, salvar vidas, ayudar al necesitado, levantar al caído, restaurar al deprimido, dar esperanza al que ya no la tiene, es confirmar al recién convertido, es hacer grande al pequeño, y hacer pequeño al que se cree grande.

Aquí está el gran desafió, mantener el balance entre el amor y el poder, entre la fe y el poder. Porque el poder sin amor es destructivo, autosuficiente, no depende de Dios. El amor sin la fe, es otra cosa pero no es verdadero amor. La fe sin amor, es una característica sin valor, y sin vida. Poder sin amor y sin fe, es lo que ha llevado a muchas iglesias a divisiones, y a las familias a alejarse unas de otras. Es lo que ha hecho al evangelio poco impactante. El poder que Dios nos ha dado esta en mostrar el amor que Dios nos ha dejado, es compartir la oportunidad al mundo entero de creer en Jesús, es llevar las buenas nuevas de salvación a toda criatura. Poder de una iglesia es ser humilde, compasiva, correctiva, formativa y ser esperanza al necesitado.