. El matrimonio es una sociedad compartida con derechos y responsabilidades (1 Pe. 3:7)

El matrimonio es como una empresa, sociedad formada por miembros con derechos y responsabilidades. El esposo y la esposa tienen derechos en toda decisión que se tome y responsabilidad de apoyarlas. Ambos como socios y únicos accionistas determinan el triunfo o fracaso de la misma, según el cumplimiento a las responsabilidades. Gary Smalley dice que es una sociedad con cuenta bancaria común donde se pueden hacer depósitos y retiros. Los depósitos benefician y los retiros afectan la sociedad. Es por eso que para que la sociedad del matrimonio funciones exitosamente, debe haber respeto, comunicación, sometimiento, esfuerzo incondicional, lealtad y mucho amor.

Primero, el matrimonio experimentará estabilidad si hay respeto, comprensión y comunicación. ¿Qué resultados se dan en el matrimonio cuando se practica esto? Flexibilidad, sabiduría para hablar, oír y actuar, claro orden de prioridad, consenso de decisiones basadas en mutuos acuerdos, crea un ambiente de confianza que promueve la comunicación.

Segundo, por la práctica de la comprensión y el cuidado en el trato de los demás viene por el reconocimiento de las virtudes de los demás. ¿Qué valor tiene su cónyuge para usted? ¿Trata a su cónyuge con respeto, reconocimiento y como lo que significa para el matrimonio? Cuando reconocemos el valor que tiene la otra persona esto nos mueve a saberla tratar.

Tercero, el recordar la función que ambos como socios y esposos delante de Dios, de la iglesia y de la sociedad, nos lleva a tratarnos con respeto y reconocimiento de autoridad y responsabilidad. Tal reconocimiento evita pleitos, discusiones y retiros.

Cuarto, el sometimiento del matrimonio a Dios y entre ellos mismos no solo da estabilidad sino felicidad duradera (Ef. 5:22-33, Sal. 127,128). Tim LaHay en su libro “Casados pero felices” escribe que hay seis llaves para ser felices en el matrimonio: madurez, sumisión, amor, comunicación, oración y Cristo. Un conocido dicho geométrico establece que “dos cosas iguales a una tercera son iguales entre sí”. Si los dos en el matrimonio tienen cada una de ellas una íntima relación con Cristo, con toda seguridad que la relación entre ellos será excelente.

 La Biblia dice. “Someteos unos a otros en el temor del Señor”. Aquí se refiere a una sumisión mutua, voluntaria en amor, reconociendo que el responsable del liderazgo es el esposo (Ef. 5:21). Cuando se abandona la sumisión en el matrimonio por la misma puerta sale la estabilidad y la felicidad. Ambos deben someterse a Dios, ambos deben someterse mutuamente en el temor de Dios y el hombre como cabeza debe someterse a Dios, amar a su esposa (v. 25,27,29.33), y la esposa debe someterse a Dios (v.21) y a su esposo por amor (v.22,24, 33; 1 Pe. 3:1-2).

 El Salmo 127:1, 128:1,3 establecen que si Cristo es el jefe espiritual del matrimonio, en ese lugar se experimentara la plenitud de la bendición que Dios desea dar. Ninguna organización, sociedad, o empresa funciona si en esta hay dos cabezas. Así que, el tercer socio del matrimonio, el mayoritario es Jesucristo, (Sal. 127:1; Jn. 15:5). Cristo es quien tiene la llave que abre la puerta de la felicidad, estabilidad, unidad, bendición y plena realización matrimonial.

Anuncios

El matrimonio es una alianza de amor entre dos personas de diferente sexo con obligaciones específicas

 La alianza, pacto o convenio santo, para que sea duradero y eficaz, no solo debe seguir todos los pasos de un matrimonio serio, sino que ha de estar respaldado por el amor verdadero entre dos personas y santidad debido a que se hace teniendo a Dios como testigo. Dios propuso que el matrimonio fuera una unión decisiva (dejará), permanente (se unirá), inseparable (no se puede despegar o separar), honorable (no se avergüenzan por estar desnudos).
 Esta alianza de dos personas opuestas, diferentes, pero con una misma misión, funciona impulsado por el amor abnegado (Ef. 5:28) que se tienen como prioridad sobre todas las cosas. Significa por un lado, despojo de egoísmo, individualismo, machismo, feminismo, y por otro lado, comprensión, respeto, lealtad al recordar que ya no son dos personas sino una sola (Ef. 5:30-31). El gozo de estar casados viene no por sentirse satisfechos sino por estar aprendiendo a ser uno con el ser amado.
 La alianza es un juramento y compromiso legal que demanda lealtad y fidelidad. Este contrato por ser legal, por hacerse delante de Dios que liga para toda la vida, el hombre no puede disolverla (Mt. 19:4-6; Mr.10:6-9). Pese a lo que diga la sociedad postmodernista y las leyes humanas tolerantes que quieren regir los destinos de la humanidad, la Biblia enseña que lo que Dios juntó no lo separe el hombre, cultura, debilidades, defectos y presiones.
 Para que esta alianza dure toda la vida se requiere compromiso, entrega y lealtad. El ejemplo está en la relación entre Dios y Cristo (Ef. 5:22.33; 1 Pe. 3:7). El compromiso es mutuo, incondicional y permanente cuya motivación es el amor. Esta alianza perdurará si hay entrega y lealtad (1 Co. 7:37ª; Heb. 13:5ª). ¿Qué impulsó a Jesús a dar su vida por nosotros los pecadores? ¿Qué es lo que impulsa al esposo a cuidar, respetar, apreciar, priorizar a su esposa?

! El matrimonio: unidad formada por dos personas de sexo opuesto por voluntad de Dios!

Dr. Luis Alberto Gómez Chávez

La Biblia dice que Dios creó al hombre y a la mujer a su imagen y semejanza, varón y hembra los creó (Ge.1:27; Mt. 19:4). Son dos los sexos no tres los que creó Dios y esa dualidad de sexo es lo que necesita la humanidad para estar completa. La sociedad no necesita de un tercer sexo, solo dos hizo Dios, él es perfecto, esto es lo que se necesitaba para que la sociedad funcione bien (Ge. 2:2-3). Dios los creó por separado, primero hizo al hombre (Ge. 1:26-28), luego hizo a la mujer de uno de los costados del hombre (Ge.2:18, 20-23).

Toda pareja antes de unir sus vidas en matrimonio para siempre, debe estar seguros de lo que significa e implica. Ambos, el hombre y la mujer son diferentes, pero con la capacidad de vivir unidos. Dios hizo al hombre muy diferente a la mujer en todo sentido: emocional, intelectual, espiritual y social, pero ambos guardan la estampa de que han sido creados por el mismo Dios, porque mantienen la imagen de Dios, su Creador. Esto es lo interesante que en el matrimonio, las dos dimensiones: masculina y femenina, se unifican, se funden y se complementan produciendo así una relación bella, satisfactoria y completa de la imagen de Dios, el creador del matrimonio.

A ambos les dijo, “Fructificad, multiplicaos, llenad, sojuzgad y señoread” (procrear y administrar) tarea que solo se puede hacer entre dos personas de sexo opuesto. Dios responsabiliza al hombre de tener dominio sobre la tierra como representante suyo y para lograrlo se necesita la participación de ambos. La ecuación 1+1=1 es diferente a la matemática normal de 1+1=2. El triunfo del matrimonio esta en vivir fielmente esa unidad para cumplir la tarea de cuidar la tierra para honra y gloria de Dios.
Primero, Dios escoge a quienes se unirán en matrimonio para que se complementen. dijo, “no es bueno que el hombre este solo, le hare ayuda idónea.” El v.20 “más para Adán no se halló ayuda idónea para él” “Mas Jehová tomo una de las costillas de Adán, mientras éste dormía y cerro la carne en su lugar” “Y de la costilla que Jehová Dios tomo del hombre, hizo una mujer y la trajo al hombre”.  Aquí es necesario considerar los pasos concretos para un matrimonio ideal según el deseo de Dios.
Segundo, Dios aprueba, celebra y bendice la unión del hombre y la mujer que se casan (2:24) (Mt. 19:5-6). Dios une a estas dos personas en una y el concepto de dos personas en el matrimonio desaparece porque ambos se funden en una sola carne. Quienes se casan forman una unidad inseparable delante de Dios, ante las leyes, ante la sociedad y ante la iglesia.
Tercero, Dios delega una responsabilidad al matrimonio y este existe para cumplirla. (2:24). El dejar a los padres y unirse a otra persona expresa una dimensión pública conocida como la ceremonia civil y religiosa. El ser una sola carne expresa una dimensión privada conocida como la relación íntima entre los que se casan que inicia en la primera noche de luna de miel. Las tres frases describen la naturaleza unitiva del matrimonio, porque hay una unión física, emocional, intelectual y espiritual.
Hay un elemento a destacar acá en cuanto al momento de tener relación sexual. Primero: dejar a los padres, luego unirse en matrimonio civil y religioso y por último se da la luna de miel “en una sola carne”. Tener relación sexual antes del matrimonio es pecado de fornicación y tener relación sexual fuera del matrimonio es pecado de adulterio. Ambas hechos desagradan a Dios, van en contra del plan original de Dios y distorsiona el concepto del matrimonio.

¡Lo que hace falta hoy!

Dr. Luis Alberto Gómez Chávez

No son los carros porque cada día hay más. No son personas pues ya hay superpoblación. No son delincuentes pues en los últimos 10 años se han reproducido de una manera alarmante. Es más, no es tiempo lo que hace falta pues Dios hizo el tiempo suficiente para las necesidades de cada día. Ni son los edificios, la comida, los animales y el dinero lo que hace falta hoy porque todo eso se puede obtener. Ni es la música, la tecnología, la libertad o la diversión. Entonces, que es lo que hace falta hoy que puede ayudar a la sociedad a ser mejor: son familias modelos a las cuales imitar, admirar y celebrar. Familias responsables, fieles, apegadas y comprometidas con Dios, con el evangelio y con la fe.

Mujeres sumisas a Dios y la Palabra como Sara, Ana, y Rut; hombres temerosos como Abraham, Moisés, Job y Samuel; hijos obedientes como José, Caleb y Daniel; matrimonios comprometidos con Dios, con ellos mismos y con el ministerio como Aquila y Priscila; familias entregadas a Dios como la de Josué y de José y María. Jóvenes sinceros, respetuosos, puros y temerosos de Dios como José; mujeres leales y sensibles como Rut. ¿Qué es lo que tuvieron ellos (as) que los hace dignos de ser admirados, apreciados, celebrados e imitados? Se propusieron ser obedientes a Dios, al llamado, a su identidad y a su misión. Responsabilidad había en cada uno de ellos hacia Dios y hacia su rol delegado por Dios y hacia la misión adquirida por ser hijos de Dios.

Hoy, en pleno siglo XXI como canta Marcos Vidal, “donde estas aquellos jóvenes como los amigos de Daniel, donde están aquellas mujeres y hombre valientes que prefirieron morir antes que negar su fe y todo por amor a Dios”. Hoy hacen falta hombres fieles y de valor, mujeres leales, jóvenes valientes y esforzados, señoritas comprometidas con la fidelidad hacia Dios. Hombres, mujeres, matrimonios, familias decididas por guardarse en pureza e integridad delante de Dios. Pero más que ello, la sociedad en que vivimos con una influencia liberal, tolerante y poca celosa de los valores necesita familias responsables. Responsables en el hogar, responsables en el trabajo, responsables en la iglesia, y responsables en todas sus obligaciones diarias.

Hoy, es necesario que usted sea responsable en lo que piensa, siente, y hace. Responsable en lo que Dios le ha comisionado hacer en el lugar donde le ha puesto. Comienza siendo responsable en las cosas más pequeñas e insignificantes donde tú crees que no es necesario serlo y te darás cuenta que esto trae satisfacción y ejemplo.

¿De qué soy Responsable?

Dr. Luis Alberto Gómez Chávez

Dios nos ha dado no solo salvación sino que nos ha capacitado para cumplir su voluntad con dones espirituales. El don mayor que hemos recibido de Dios es el Espíritu Santo quien ha venido a morar en nuestro corazón. Es el consolador, la máxima autoridad en asuntos de decisión, dirección, pero cada cristiano debe reconocerlo, obedecerlo y dejarlo que él controle su vida. Con solo este don maravilloso que aprovechemos, es suficiente para ser y vivir diferente. Pero, la misión del Espíritu Santo no solo es animar, guiar, consolar, enseñar, y recordar, sino capacitar a cada cristiano para que cumpla la misión para la cual Dios lo ha salvado.
El conformismo de muchos cristianos hoy es asombroso, uno por no valorar lo que Cristo ha hecho en su vida, dos por falta de amor, agradecimiento y obediencia a Dios, y tres por falta reconocimiento de todo lo que Dios le ha dado. En fin, no hay comprensión de lo que Dios le ha dado para que le sirvan. Cuando se reconoce que todo lo que somos y tenemos proviene de Dios, y que es para su gloria nos evitamos muchos problemas. Así que, los dones resultan en servicios que expresan viarias operaciones o energías divinas dentro de la Iglesia.
Cada uno, sí cada cristiano, ha recibido por lo menos UN don “carisma” “favor” “habilidad” sobrenatural con el cual puede servir a Dios y edificar a la iglesia. Dios da los dones para beneficio de la Iglesia, el Cuerpo de Cristo (Ef. 4:11-13, Ro. 12:4-5). Cada cristiano tiene la manifestación de la energía, dinamos, y poder de Dios para hacer crecer y desarrollar su obra. Es por ello que, los dones espirituales no son para sentirse superiores que los demás, orgullosos y envanecidos, sino responsable por la edificación y perfección de los santos y bienestar de la iglesia.
Dice la Biblia que el Cuerpo fue hecho “como Dios quiso” “conforme a su sabiduría”, es decir, tanto el lugar como la función de cada miembro es perfecto porque Dios lo hizo y lo ubico con su sabiduría. Lo tremendo es que no hay unidad, satisfacción ni realización en el cuerpo si cada miembro no cumple la función que Dios le ha dado (Ef. 4:16). ¡No hay chance para descansar, conformismo u otra clase de actitudes negativas o poco edificativas! Lo que Dios nos ha dado, no solo es algo especial, sino que es todo lo que necesitamos para tener vidas agradables, y satisfechas. Sin embargo, debemos recordar que todo lo que somos y tenemos pertenece a Dios y el nos lo ha dado para que cumplamos una función específica que no solo glorifique a Dios sino que edifique a la Iglesia.

JONAS: EL EVANGELISTA REBELDE

Dr. Luis Alberto Gomez Chavez

Jamás he oído ni he visto un evangelista tan simple, renegado y escueto, pero con muchos resultados, como Jonás. No hay otro evangelista en la Biblia que evangelice con tan pocas palabras y con un mensaje tan fuerte, claro, directo, positivo pero con una actitud negativa.
¿Por qué Jonás rehúsa llevar el mensaje a los Asirios cuando es Dios quien lo envía a hacerlo? ¿Qué le da derecho a Jonás a subordinar el llamado de Dios a sus propias ideas, o teología tergiversada? Asiria ha sido enemigo legendario de Israel, y Jonás no quiere que sus enemigos alcancen la vida eterna. Es el único profeta que es enviado a predicar arrepentimiento a una nación pagana, enemiga y extranjera.
El hecho de que Dios envíe a Jonás a predicar a una nación pagana, tiene conexión directa con el pasado histórico y el acontecer futuro en relación al interés y compromiso que Dios tiene no solo con los judíos sino también con los gentiles.
1. Dios envía a Jonás a evangelizar y el desobedece (1-2)
Jonás es enviado a predicar tres días ininterrumpidos caminando, a una ciudad de 120,000 habitantes, todos enemigos de su nación, y con el mensaje más corto de la historia, con una actitud negativa, y con un mensaje positivo y completo: denuncia el pecado, advertencia de juicio y ofrecimiento de solución. “De aquí a 40 días Nínive será destruida”. “Tienen 40 días para pensar, meditar y reflexionar sobre sus caminos”. La Biblia no dice si el mensaje tenía algo más, o si Jonás dijo algo más o si solo repitió esa frase durante tres días de camino, unos 90 kilómetros.
 Dios está logrando dos cosas, salvar a la nación gentil mostrando así su fidelidad sobre la promesa hecha a Abraham y su soberanía al formar el carácter y madurez de Jonás, pues desea que todos lleguemos a parecernos a Él. Aquí le enseña, que quien manda es Dios, le ensena sobre el valor de la obediencia, la lealtad y el sentido amplio sobre la proclamación del evangelio. Jonás, en su errada teología, se quiso esconder de la presencia de Dios, creyó que predicar en otro lugar aun en desobediencia, estaría agradando a Dios. Hacer lo correcto en desobediencia termina siendo pecado.
Cuando Dios llama, jamás podremos resistirnos, porque tarde o temprano terminaremos haciendo lo que Dios quiere que hagamos, solo que la forma en que Dios nos traiga no siempre será la deseada. En este caso, la escuela pedagógica para Jonás no fue en un salón de clase, sino en el oscuro, maloliente estomago del pez. Con todo, es bueno recordar, que nunca es tarde para arrepentirnos de nuestros errores y pecados; el lugar, la hora y la condición no deben ser obstáculos. El arrepentimiento de Jonás cuenta mucho, pero más aun el amor y la misericordia de Dios.
 El primer arrepentido es Jonás, dentro del pez, después de tres días de hospedarse en este hotel cinco estrellas, hace una oración sincera (contra la espada y la pared, sin recursos propios, ya no puede mas), clama a Dios (con angustia, desesperación y con un fuerte anhelo de salir de este lugar, mas no se sabe si es con la disposición de ir a evangelizar a sus enemigos), confiesa sus pecados (que en este caso, vanidades ilusorias, intereses propios, teología tergiversada, rebeldía, calenturas ajenas) y Dios lo libera.
2. Dios reenvía a Jonás a evangelizar y el obedece (3:1-4:11)
Dios persiste en su plan original, mostrar su amor y misericordia al mundo pecador, y transformar la vida espiritual y el carácter de Jonás, al volverlo a llamar y a enviar (3:1-10). Jonás fue restaurado a su oficio de profeta y recibe una nueva oportunidad de hacer lo que Dios quiere que haga. Dios no ha cambiado, y Jonás debía hacer lo mismo con las mismas personas, con el mismo mensaje y en el mismo lugar. ¿Habrá aprendido la lección Jonás?
Finalmente, Jonás obedece al llamado, proclama el mensaje que incluye tres puntos: denuncia el pecado, advierte del castigo y ofrece una solución. Es el mensaje más corto de toda la Biblia con tres puntos. Jonás predico en las calles, mercados, parques, puestos públicos. Jonás es un profeta de carácter, firme, valor, atrevido, serio y leal al mensaje. Un mensaje parecido al de Juan el Bautista, “Arrepentíos y convertidos porque el reino de los cielos se ha acercado”.
Un mensaje corto, un profeta rebelde, y un resultado sorprendente y todo por el poder de Dios. Rebelde porque al ver lo que Dios hizo, se enojo (4:4) y se lamento tanto que deseaba hasta morir (4:3). ¿Qué cree que deseaba Jonás cuando predicaba? (4:5) Dios ya había completado la mitad de su plan, la parte que tenía que ver con los gentiles, salvo a todos los asirios, pero en cuanto a la formación del carácter del evangelista, no había terminado.
El capitulo cuatro muestra que Jonás aun no ha cambiado completamente, y aunque obedeció al proclamar, parece que lo hizo a la fuerza o de mala gana. Observe lo que Dios hace para formar la vida de Jonás, 1:17 “preparo un gran pez” salvando a Jonás. En el 4:7 “preparo una calabacera para darle sombra” y no agradeció a Dios por ese dia que le protegió. En el 4:8 “Dios preparo un gusano para destruir la calabacera” y Jonás en vez de agradecer a Dios, se enojo y no reconoció la soberanía de Dios. Finalmente, en el 4:8 “Dios preparo un viento fuerte que hirió a Jonás” pero Jonás no entendió el mensaje y el trabajo pedagógico de Dios.
Jonás no tiene ningún crédito por el resultado que se dio, solo Dios, ya que solo por su amor y poder es que los asirios se salvaron. La salvación de los asirios no alegro a Jonás, prefería la destrucción de todos y de toda la ciudad. Fue tanto el enojo de este profeta que deseaba hasta la misma muerte con tal de no reconocer el amor, soberanía, y poder de Dios y que los asirios fueron salvos. ¿Preparo Dios a Jonás? 4:10-11.

Lecciones:
1. Cuando Dios te llama, no te resistas sino solo obedece.
2. Quien es llamado no subordines el llamado a tus intereses.
3. Solo el arrepentimiento determina la realidad futura del juicio.
4. Dios es soberano, el siempre sale ganando.
5. La desobediencia siempre, siempre trae consecuencias.
6. La evangelización no sabe de rostro, raza, estatus social ni tiempo.
7. El enojo contra Dios puede terminar en una llamada de atención.
8. La misericordia de Dios se extiende a todos, pues todo es de El.