El tercer elemento de la edificacion de la iglesia parte III

Descripción del Amor de Dios
(1 Jn 4:7-21; 1 Co. 13)
Al intentar hacer una exégesis de este pasaje nos llevaría mucho tiempo y descubriríamos abundantes enseñanzas. La primera sorpresa es la frecuencia de la palabra amor como verbo, sustantivo y como adjetivo. Hay verbos en tiempo presente, pasado, pasado perfecto (pretérito perfecto), gerundios, e imperativos. Hay pronombres personales y recíprocos. También hay un fuerte llamado a demostrar el amor de Dios en la vida diaria porque somos hijos de Dios.
Observe cuidadosamente el pasaje de 1 Juan 4:7-21. Sólo en este pasaje hay quince veces la palabra amor en forma de verbo, hay dos adjetivos y doce sustantivos. También sobresalen algunas frases con una imponente enseñanza para nosotros hoy. Por ejemplo: “amémonos unos a otros” “el amor es de Dios” “todo el que ama es nacido de Dios” “Dios por amor envió a Jesucristo”. Si decimos que creemos en Dios, debemos tener este amor y demostrarlo a los demás. Pero la frase sobresaliente del pasaje es “Dios es amor”. Dios es amor en naturaleza, en esencia y en acción. Por lo tanto, nada de lo que Dios hace está separado de su naturaleza de amor. Es así que, cada cristiano, y la Iglesia misma es fruto del amor de Dios y la tarea sublime es mostrar dicho amor a los demás que aún no lo conocen. Dice el versículo 9 y 10 “En esto se mostró su amor” “En esto consiste el amor” ¿En qué consiste y cómo se demostró el amor de Dios? (v.9-14; Jn.3:16; Ro. 5:8). ¿En qué otras formas cree usted que Dios ha mostrado su amor?
¿Cómo es el amor de Dios? Según Efesios 3:17-19 la medida, la anchura, la profundidad y el alcance de ese amor no pueden ser determinados. Es que el amor es grande, sublime y eterno. En 1 Corintios 13 se describe ampliamente este amor divino en forma de poema. Todo el capítulo puede subdividirse en tres secciones mayores: la necesidad del amor, de descripción del amor y la preeminencia del amor. Algunos creen que este pasaje es el retrato de Cristo, el único que puede manifestar este amor en toda su expresión. No obstante, el deseo de Pablo es que aniquilemos el “Yo” “ego” con la implantación del amor de Dios.
El amor es el camino mejor o la opción mejor que alguien puede tomar en cualquier circunstancia en que se encuentre. El amor es superior a la capacidad espectacular de hacer algo, porque todo sin amor es sin valor, toda habilidad o profesión sin amor no nos hace superiores, y toda acción generosa y humanitaria hacia los demás si no está acompañada del verdadero amor no sirve de nada. El amor es necesario para todo.
Cortas explicaciones de cada palabra. Es sufrido (largura de ánimo), es benigno (es cariñoso y cortés), tiene aguante y sabe esperar en Dios. No tiene envidia ni celos, ni se considera superior a los demás porque eso es muestra del yo, el viejo Caín (1 Juan 3:11,12). El amor no se enoja, no se irrita y aún en el enojo o ira justa debe haber un límite. Una persona enojada está propensa a la violencia. Efesios 4:26 implica que la ira frente al mal algunas veces es virtud. En este pasaje se habla de la irritación que surge de los celos, la envidia, la jactancia, el creerse superior. Para controlar todo esto es que Dios nos ha dado su Espíritu (Gá. 5:22-23 y Ef. 5:18) para controlarnos y llenarnos de su amor. El amor no se goza de la injusticia más si de la verdad. Disfruta en hacer y ver la verdad. Todo lo sufre, tiene aguante para soportar todo lo que Dios permite. Así que, Dios es la Roca que sustenta nuestra confianza, porque Dios es amor. ¿Qué debemos hacer?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s